Lunes, 14 de Junio 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Trump regresó y se vengó

Por: Daniel Rodríguez

Trump regresó y se vengó

Trump regresó y se vengó

La designación de la congresista Elise Stefanik para ocupar el tercer cargo más importante de los republicanos en la Cámara marcó el regreso formal de Donald Trump a la vida política. El mensaje del pasado miércoles -mediante un comunicado- del ex mandatario, “felicidades a Elise Stefanik por su gran y abrumadora victoria. El Partido Republicano de la Cámara de Representantes está unido y el movimiento Make America Great Again (MAGA) es fuerte”, y el mensaje de la misma legisladora al asumir el cargo, “creo que los votantes son los que dicen quién es el líder del Partido Republicano, y el presidente Trump es el líder al que miran. Apoyo al presidente Trump. Es una voz importante en nuestro Partido Republicano y espero trabajar con él”, son el testimonio que marca la reintegración a la vida pública del controvertido hombre que apenas hace cuatro meses dejó la Casa Blanca.

El regreso de Trump a la arena política y los antecedentes de Stefanik en el tema migratorio son las peores noticias que se puedan tener. Las acciones del ex mandatario en su administración hablan por sí solas acerca de lo que piensa de los inmigrantes y cual trato le merecen, mientras Stefanik ha demostrado que el tema no está entre sus prioridades y su posición está muy ligado a quienes piden niveles más bajos de inmigracion. Mark Krikorian del Centro de Estudios de Inmigracion dijo en algunos medios que Stefanik “se le relaciona con otros dos republicanos que tienen el peor récord en votaciones migratorias en su carrera”.

Desde la semana pasada, cuando se conoció oficialmente que la legisladora Liz Cheney estaba a punto de dejar una posición importante en la cúpula republicana en la Cámara, se sabía que al darse un paso de esa naturaleza se enviaba un mensaje muy claro a los miembros del GOP (Grand Old Party) de que no habrá tolerancia a ningún desacuerdo con Trump. Y de paso se confirmaba que el regreso del ex inquilino de la Casa Blanca venía acompañado de la venganza en contra de quien no comulgaba con su filosofía.

Cuando Cheney habló de la posibilidad de dejar su posición dentro de los republicanos en la Cámara fue muy clara y ratificó sobre lo que opina de Trump. “Si quieren líderes que posibiliten y expandan mentiras destructivas, yo no soy su persona, tienen muchos otros que elegir para eso. Ese será su legado”.

Esta misma semana, Dona Brazile -columnista del periodico US Today, analista de Fox News y colaboradora en las universidades de Howard y Georgetown- dijo que la destitución “no solo fue un ataque en contra de Cheney. Fue un ataque aterrador a nuestra democracia que debería de alarmar a los estadounidenses Cualquier republicano que no adore al falso profeta Trump ahora enfrenta la excomunión. El Partido Republicano también podría cambiar su nombre por el de Partido Trumpista”.

Y precisamente, la intención de varios republicanos de desligarse del partido y buscar la formación de una nueva organización política -de confirmarse- enrarecera el ambiente y dividirá más al país, además de comprobar una vez más el significado de Trump en la lucha del poder político y que deja una estela de pesimismo -entre otros nichos- en la comunidad migrante. ¿Usted, qué opina?.

daniel.rodriguez@dbhub.net

Temas

Lee También