Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 25 de Septiembre 2018

Ideas

Ideas |

Se discute con el EGO

Por: Guillermo Dellamary

Se discute con el EGO

Se discute con el EGO

La discordia en la pareja se manifiesta con constantes e incómodas discusiones.

Acaban siendo pleitos llenos de sentimientos negativos, de ofensas, malos entendidos, e inútiles y malas interpretaciones de lo que ha dicho el otro.

Peor aún, se convierten en maratónicos y prolongados dimes y diretes, sin que muchas veces se consiga algún acuerdo en concreto. Definitivamente se convierten en una desesperante pérdida de tiempo. Donde los dos suelen salir heridos.

Si tan siquiera discutir llevara a un buen y felíz acuerdo, bueno... valdría la pena, pero las discusiones no son el óptimo de la comunicación humana. Pues antes que nada está el diálogo. Es decir la capacidad de argumentar y disertar de una manera respetuosa.

Si tan sólo aprendiéramos a dialogar y a no caer en discusiones, estaríamos en un buen camino para dirimir todo tipo de conflictos.

Pero el problema es que la mayoría de las discusiones tienen que ver con el EGO, es decir con el orgullo de no dejarse vencer por los argumentos y las opiniones del otro. Es un tajante no dejarse a que el otro se salga con la suya y resulte que yo soy el que está equivocado.

Eso es insoportable para el EGO, y hay que defenderse a toda costa de quedar uno haciendo el ridículo frente al otro. Uno tiene que demostrar que sí tiene la razón y que el otro es el que se ha equivocado.

En las discusiones, ya invadidas por el tóxico veneno de la discordia, las emociones negativas saltan por doquier y alteran a la persona con todo tipo de enojos y altibajos emocionales, se cae muy fácilmente en sentirse herido, como el de jugar el papel de mártir o de sufrido, como también recurrir al chantaje, la amenaza y los francos insultos, con una voz y un modo francamente altaneros.

De las discusiones no suele salir nada bueno, y cuando una pareja discute mucho es un síntoma muy claro de que ya están invadidos por el virus de la discordia. Hay que buscar remediarlo de inmediato. Y una forma muy sencilla es tomar conciencia de que tu pareja no es tu enemigo, es más, nunca olvidar que es el ser más amado con el que decidiste compartir tu vida.

Aquí es donde el AMOR vence al EGO.

DR

Temas

Lee También

Comentarios