Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 10 de Diciembre 2018

Ideas

Ideas |

Represalias

Por: Salvador Páramo

Represalias

Represalias

El Gobierno de China anunció el día de ayer las medidas con las que se defenderá de las tarifas impuestas a diferentes materiales que exporta la nación asiática. Donald Trump pretende repatriar empleos y empresas a los Estados Unidos; sin embargo, en el mundo globalizado una guerra comercial afecta directamente al consumidor final, encareciendo productos de uso diario. La administración, y en especial Donald Trump, ataca a través de su cuenta de Twitter a un sinfín de naciones con el argumento de negociaciones detrimentales a la economía de Estados Unidos. México, China, Australia y Canadá son algunos de los países que podrían estar amenazados si una guerra comercial mundial comenzara.

No es difícil entender por qué la balanza comercial en la mayoría del planeta está en contra de nuestros vecinos, durante décadas de crecimiento se convirtieron en la economía de consumo más grande del mundo y el mercado más codiciado. Desde el fin de la Segunda Guerra Mundial, los avances tecnológicos e inversión en infraestructura se han reducido los costos para empresas en todo el mundo y por consecuencia se convierten en más competitivas.

Si Donald Trump logra su cometido de buscar proteger al americano y sus industrias a base de tarifas o renegociaciones, convertirá a su país en una economía proteccionista y poco competitiva. El presidente tiene todavía un par de obstáculos para hacer cambios radicales en su política de comercio internacional. El Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) fue aprobado por el Congreso de Estados Unidos durante la presidencia de George W. Bush en 1994 y gracias a que no fue una orden ejecutiva, el mismo Congreso tiene el derecho de negar cambios en el convenio a través de una votación.

Los mercados internacionales empiezan a reaccionar a una probable guerra comercial de escala mundial y las naciones amenazadas o ya castigadas planean venganzas. Sólo las tarifas impuestas por China hundieron el mercado bursátil en los Estados Unidos; en el primer día de operaciones del segundo trimestre del año las bolsas se encuentran en peor estado que durante la gran depresión americana de 1929. No creo que sea una inteligente estrategia por parte de Estados Unidos el aislarse comercialmente del mundo y estoy convencido que el precio y costo de la guerra terminará siendo solventado por los ciudadanos americanos.

Temas

Comentarios