Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 17 de Noviembre 2017

Ideas

Ideas |

¿Por donde va Margarita Zavala?

¿Por donde va Margarita Zavala?

¿Por donde va Margarita Zavala?

Antier miércoles. Tal como días antes habíamos quedado, mi amigo, el distinguido jurista Francisco Plancarte y García Naranjo y yo, nos reunimos en la cafetería incrustada en el Teatro Degollado. Al llegar, me percaté de inmediato de una alegre muchedumbre. Paco inmediatamente a mi arribo me dijo: es Margarita. Está juntando firmas para su candidatura. Nos sentamos en la pequeña terraza cubierta por sus sombrillas rojas y pedimos un café. Decidimos esperar un rato para pasar a saludarla. Pero no dejamos de estar atentos al bullicio, viendo pasar incluso a muy destacados panistas.

Obvio, platicamos sobre Zavala. Inevitable, la teníamos enfrente, solo al cruzar la calle. Concluímos varias cosas. En primer lugar, la enorme injusticia en su trato por los colegas opinólogos respecto de su intención por ser candidata independiente por la Presidencia. Yendo desde el desprecio hasta la burla, pasando por odios, insultos y malas maneras, llegamos a preguntarnos seriamente si ello se debió a una misoginia tanto consciente como inconsciente. No se explica de otra forma. Basta recordar el ahora ya clásico de López Obrador al referirse a ella como “la esposa de Calderón”. Así la ven muchos, como un accesorio. En segundo lugar hay un claro error de cálculo. Ella será extremadamente relevante —en una de esas la más— en la contienda, sin importar la forma de aparecer en la boleta. No sé si va a ganar. Pero sí lo puede hacer. Además no hay impedimento alguno para eventualmente cambiando las circunstancias, pueda ser candidata del frente o coalición del PAN, PRD y MC, o incluso sin el frente, solo por el PAN. No se han dado cuenta; a la par de la búsqueda de firmas —lo cual de facto es una precampaña completamente legal y la fortalece— necesarias para presentarse como independiente (requiere de casi 900,000), se están librando dos batallas internas dentro del PAN. Una por la destrucción del frente. Y otra enredada con la anterior, para desbancar a su presidente Anaya y lograr meter con calzador a Zavala como su candidata. Y ambas apenas están comenzando. La prueba: no hay desbandada de panistas. En otras palabras, los zavalistas se quedaron en el PAN y no para cruzarse de brazos. E incluso no se me hace difícil imaginar su retorno al PAN, según como vayan pasando las cosas.

-¡Ay! Aquí no se puede hablar del partido. Me dijo con ojos de haber cometido una travesura y tapándose la boca, una de las asistentes cuando finalmente nos acercamos, y después de voltear un poco sorprendido al escucharla colgar el teléfono con un: luego nos vemos en el PAN. Era evidente. Muchísimos eran panistas.

Yo no traía mi credencial del INE. Mi amigo Paco sí. Y me tocó ver como de forma personal —el también ya la conocía de antaño— Margarita Zavala con su amable trato de siempre, le tramitó su firma con su smartphone. Yo lo haré después. Independientemente de si votaré por ella o no. Todo dependerá de la circunstancia. Lo más relevante de nuevo, es no dejar llegar a López Obrador a la Presidencia. Y para eso conviene abrir todas las posibilidades. Y Zavala puede ser la más conveniente. 

Me dijeron: el fin de semana colocaremos los lugares en la página web donde se podrá ir a firmar. 

Veremos.

Temas

Lee También

Comentarios