Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 17 de Octubre 2018
Ideas |

Peña y la elección

Por: Diego Petersen

Peña y la elección

Peña y la elección

¿Qué significa que Peña Nieto no se va a meter en la elección?, ¿qué debemos entender por “meter”? O quizá la pregunta debería ser si el Presidente que restauró el dedazo como método de selección del candidato oficial y que ha puesto al gobierno a operar en favor de los intereses de un candidato puede todavía decir, sin ruborizarse, que no se va a meter.

Es cierto: Peña Nieto no se va a meter en la elección, porque ya está metido hasta los huesos. Pero no nos engañemos: ningún presidente se queda fuera de una elección presidencial. Unos más, otros menos; unos con un sentido más democrático que otros, pero todos los presidentes, incluso los de la era democrática, juegan un papel muy importante en la elección de su sucesor. A lo mejor no tienen la fuerza para imponer a quien ellos quisieran, pero de ahí a que no se metan es otra cosa. Zedillo no pudo, y es probable que ni siquiera haya deseado, imponer a Labastida, pero sí intervino para que el PRI no manoseara la elección y se reconociera el triunfo del primer presidente no priista en setenta años. Fox no pudo escoger a su delfín, Calderón nunca fue su candidato, pero sí pudo decidir quién no quería que fuera presidente y operó con todo contra López Obrador. A Calderón lo arrolló la ola roja, el regreso del PRI se le planteó como algo inevitable; él simplemente hizo lo que tenía que hacer para construir los puentes con el gobierno siguiente: Meade es producto de ello.

Ningún presidente en la era democrática tiene asegurado ni puede imponer a quien lo sustituirá en la silla; su poder ya no da para eso

Ningún presidente en la era democrática tiene asegurado ni puede imponer a quien lo sustituirá en la silla; su poder ya no da para eso. Lo que sí pueden hacer es operar un veto de facto y Peña lo está haciendo; hará lo que esté en sus manos para sacar a Ricardo Anaya de la carrera. También hará todo lo posible para que gane Meade, pero como eso se ve cada día más difícil, va a construir los puentes necesarios con López Obrador. Y no porque compartan ideales o visiones, sino por simple y llano pragmatismo, por instinto de sobrevivencia política.

Los presidentes no necesitan meterse en la elección; están metidos desde antes de que comiencen.

PD. A propósito del artículo del día de ayer “Patrimonio municipal y crecimiento vertical” el Ayuntamiento de Guadalajara hace las siguientes precisiones que sirven, por supuesto, para enriquecer el debate. 1) El predio de Pedro Moreno será parque infantil en dos terceras partes de su extensión y solo una será edificio. El parque, así como el edificio y un estacionamiento subterráneo, serán construidos por quien compre el terreno. 2) En el caso del predio de Alcalde el gobierno busca impulsar vivienda con buena relación calidad - precio y espera que este desarrollo sirva de ejemplo. Valgan estas precisiones para alimentar el debate. 

Temas

Lee También

Comentarios