Martes, 30 de Noviembre 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Nuevos festejos

Por: Carlos Enrigue

Nuevos festejos

Nuevos festejos

Pues ahora, con la federalización de costumbres, el día que se festeja es el día de muertos, lo que es de alguna manera una de las muchas imposiciones capitalinas a las costumbres. Cuando yo era niño, en Guadalajara se celebraba Todos santos, porque el día de muertos se celebraba en el centro de la República y aquí sólo por excepción alguna persona ponía un altar de muertos, pero lo hacía como curiosidad, como algo que le llamaba la atención y no como costumbre propia, y se celebraba Todos santos y era costumbre ir a la antigua alameda, ya entonces conocida como Parque Morelos, a comprar aquellas curiosidades de cartón y alguna espada.

Otra cosa que quiero hacer notar es que ahora cuando piden juguetes, hacen la aclaración de que no sean bélicos, supongo que para no estimular la violencia. Sin embargo, yo recuerdo que en mi infancia prácticamente todos los juguetes que yo tenía eran bélicos y me encantaban, pero dejé de jugar con ellos y jamás he tenido, por ejemplo, una pistola de mi propiedad, si por curiosidad tuve alguna en las manos, pues fue accidentalmente. Entonces en mi caso no creo que los juguetes hubieran despertado violencia alguna. 

Por lo demás, también la fiesta de muertos ha variado mucho en el centro del país, donde abandonaron la riquísima tradición que los aztecas tenían acerca de la muerte y la cambiaron por la figura de la catrina y si me apuran tantito, para estas alturas el verdadero creador de los rituales de calaveras fue el espía británico James Bond, agente 007, que ya es lo que rifa.

Incluso creo que ahora ya se debe haber modificado mucho la visita a los camposantos (que así les decían antes a los cementerios) y ahora nos enfrentamos con panteones aparentemente alegres por estar en pastizales, pero a mí, sin ser fan particular de ninguno en la ciudad, me siguen gustando más los clásicos, en los que uno espera ver salir a un vampiro o si se quiere al ánima de Sayula, pidiendo alguna necedad, que los ajardinados en los que yo creo que ni siquiera los muertos se han de sentir muertos, porque a pesar de que la muerte es la evidencia vital más clara que existe, pretendemos ignorarla y no mencionarla, tal vez pensando que si no la mencionamos ella no nos va a encontrar.

Pues bienvenidas sean las nuevas costumbres y los nuevos arreglos, aunque de hecho haya algunos como Halloween, por ejemplo, que fuera de pedir dulces, no sé en qué consista, pero que supongo que al generalizarse tenderá a hacerse más conocido y aunque extraña aparentemente, pues pronto las veremos como propias.

Y tal vez una muestra, si se quiere un poco extraña de las celebraciones mortuorias, terminaremos por festejar como tal la venta del “Buen fin”, en la que a la gente le entra una locura por comprar, sin importar que quede uno endrogado hasta la muerte.

@enrigue_zuloaga

Temas

Lee También