Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 25 de Mayo 2018

Ideas

Ideas |

Nada es casualidad

Por: Diego Petersen

Nada es casualidad

Nada es casualidad

Nada es casualidad. En su segundo informe, el presidente del Consejo de Cámaras Industriales de Jalisco, Daniel Curiel, usó como slogan “no es casualidad” para enfatizar el avance que ha tenido Jalisco en materia económica. Y tiene razón. El buen desempeño que ha tenido la economía del Estado en comparación con otras entidades del país no es arte de la magia ni de la suerte: solo se puede cosechar lo que se siembra, en lo bueno, pero también lo malo.

No hay duda de que la economía del Estado va mejor que muchos otros y mejor que en otros tiempos. No somos ni de lejos el Estado que más crece, pero sí hemos mantenido durante los últimos años un crecimiento más o menos estable por encima de la media nacional. Las comparaciones suelen ser complicadas porque hay factores que afectan de manera distinta a cada Estado. No es lo mismo crecer a dos dígitos una economía como la de Baja California Sur, que Nuevo León, Guanajuato, Estado de México o Jalisco. Las comparaciones, pues, más que odiosas pueden ser engañosas, pues nunca está claro si subimos en un ranking por lo que hicimos nosotros o por lo que dejaron de hacer otros, y viceversa. No es casualidad por ejemplo la creación de empleo, pues hay una dinámica de la economía intensiva en mano de obra, pero tampoco lo es el bajo nivel salarial promedio. Lo importante es compararnos con nosotros mismos y tener a otros estados, más o menos del mismo tamaño y condición, como referencia, y estos solo pueden ser Nuevo León, Estado de México y Guanajuato. Veámonos en ese espejo de acuerdo con las cifras oficiales.

No es casualidad: el campo jalisciense está muy bien con respecto a otros estados y eso sin duda ayuda

En crecimiento económico, datos del tercer trimestre de 2017, fuimos el Estado que menos creció de los cuatro: Nuevo León creció al 4.7, Guanajuato al 4.4. Estado de México al 3.6 y Jalisco al 3.3. En productividad por empleado estamos lejos de Nuevo León, que está en 265 y Jalisco en 169, pero los cuatro con una leve tendencia a la baja. En contraste, en desigualdad somos el único de estos estados que mejoró y es Jalisco el menos desigual de ellos. No es casualidad: el campo jalisciense está muy bien con respecto a otros estados y eso sin duda ayuda.

Lo cierto es que, no al ritmo que quisiéramos y sin echar campanas al vuelo, Jalisco ha encontrado su propia dinámica económica, ha logrado generar más empleos y sin que estos sean del nivel deseado se ha logrado reducir la desigualdad. No es casualidad, es el fruto de ir construyendo sobre lo construido, poco a poco y entre todos. ¿Podríamos ir mejor? sin duda, pero esto no se logra por la buena voluntad de ningún candidato o gobernador, sino por la capacidad de alinear los esfuerzos.

Temas

Lee También

Comentarios