Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 13 de Diciembre 2018

Ideas

Ideas |

Meade: corrupción y derecho al silencio

Por: Diego Petersen

Meade: corrupción y derecho al silencio

Meade: corrupción y derecho al silencio

Como en película gringa, alguien debería de leerle sus derechos a José Antonio Meade: “Tiene derecho a permanecer callado. Todo lo que diga será usado en su contra”. Y no porque haya cometido delito alguno, al contrario. Si una ventaja tiene Meade como candidato es que nadie lo acusa de corrupción, que se le reconoce como un funcionario público que ha pasado por dos administraciones sin escándalo. Pero de ahí a que él pueda convertirse en el paladín anticorrupción hay un abismo.

La corrupción no se va a erradicar con las frases amorosas de Andrés Manuel, ni con los gritos enfáticos de Anaya, ni con las propuestas de reforma de Meade. La única opción seria, sustentable y a mediano plazo es la consolidación de un sistema anticorrupción en manos de funcionarios independientes de los partidos y los poderes, un paso que, dicho sea de paso, el Ejecutivo y el Legislativo se han negado a dar porque le tienen pavor. Los candidatos tendrán que entrarle al tema porque la corrupción será sin duda el leit motiv de la campaña, pero ahora nadie ha dicho nada que salga de la inútil y trillada condena. Aunque sus adversarios no brillen por sus propuestas, es claro que el ex secretario de cuatro cosas la tiene un poco más complicada que los demás.

No hay manera de que el candidato del PRI toque el tema de la corrupción sin que se pise la lengua, los grandes casos de corrupción de este sexenio le pasaron por las narices y no hizo nada

No hay manera de que el candidato del PRI toque el tema de la corrupción sin que se pise la lengua, pues si bien él no ha estado involucrado en escándalos, los grandes casos de corrupción de este sexenio le pasaron por las narices y no hizo nada, sea porque no tuvo el poder para hacerlo o simplemente porque no tuvo voluntad. De cualquier forma, se necesita ser valiente para ir a hablar de la soga en casa del ahorcado: pedirle a la bancada del PRI que impulse leyes anticorrupción es como pedirle a una hiena que se haga vegana. Fingirán lo más que puedan, pero la solución a los temas de corrupción no saldrá de la clase política, ni del PRI ni de ningún partido.

Si hacemos un concurso de años de prisión acumulados en los equipos cercanos y líderes de los partidos de los candidatos a la presidencia la competencia será a muerte: en todos los partidos hay un Bejarano, un Romero Deschamps o un Padrés. Pero hay otra razón más pragmática por la que el candidato del PRI no debería hablar de corrupción, y es que este tema solo genera coraje y frustración en los electores, los dos sentimientos que más alimentan el voto de oposición. Por eso y aunque sea solo por eso alguien debería de leerle sus derechos al candidato del tricolor. Tiene derecho a permanecer callado… porque todo lo que diga sobre corrupción será usado en su contra.

Temas

Lee También

Comentarios