Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 19 de Noviembre 2018

Ideas

Ideas |

Los retos en seguridad para Alfaro

Por: Diego Petersen

Los retos en seguridad para Alfaro

Los retos en seguridad para Alfaro

Ningún asunto es tan complicado para el gobernador electo, Enrique Alfaro, como el de seguridad. Ahora sí que está feo por los cuatro costados. La seguridad de los ciudadanos es lo más importante y lo primero que debe asegurar el Estado. Un Gobierno puede ser bueno en muchos campos, pero cuando falla la seguridad lo demás se vuelve difícil de ver si no es que invisible. El ejemplo más claro es el de la administración que termina: Aristóteles Sandoval tiene muy buenos números en materia económica, en empleo, en desarrollo del campo y algunos otros, pero la seguridad terminó marcando el año y probablemente el sexenio.

Alfaro ha sido muy prudente en este tema, se ha cuidado de no hablar de más y ha tratado de dar pasos firmes, pero no ha sido sencillo. Son muchos los frentes que hay que cuidar. El nombramiento del fiscal parece tenerlo ya resuelto. El ex procurador y gobernador interino Gerardo Octavio Solís será el elegido de la terna. Solís conoce como pocos la Procuraduría, ahí inició su carrera y cruzó el pantano sin enlodarse. Se le reconoce no solo que su carrera ha sido limpia, sino que cuando estuvo al frente de la Procuraduría (2001-2005) comenzó la recuperación de la seguridad que se descompuso mucho a finales de los noventa. Sin escatimar un ápice sus logros, no debemos (y menos él) perder de vista que es otro momento completamente distinto.

El ex procurador y gobernador interino Gerardo Octavio Solís será el elegido de la terna. Solís conoce como pocos la Procuraduría

Otro frente es la Secretaría de Seguridad. Ahí las cosas están más complicadas. Los dos civiles que fueron invitados a esa cartera rechazaron, por diversos motivos, la oferta, pero ambos dejaron claro que se trata de una posición muy compleja en el momento que vive Jalisco. Así las cosas, todo parece indicar que buscarán a un militar, con las virtudes y problemas que ello implica. La principal virtud es sin duda la coordinación con las fuerzas armadas, que seguirán al frente de la lucha contra el crimen organizado. El problema de los militares al mando de estas dependencias es que les suele costar más trabajo la coordinación con mandos civiles, con organizaciones de la sociedad civil y particularmente con los organismos de derechos humanos.

El tercer frente, más complejo aún, son los nombramientos que los 125 alcaldes hicieron ya de sus directores de seguridad pública. En una primera evaluación realizada por el equipo del gobernador electo hay varios que son, por decir lo menos, poco confiables sino es que parte del bando contrario. Poco puede hacer el gobernador electo frente a decisiones que son autónomas de los municipios, pero si no se lanza una estrategia para limpiar y de ser necesario procesar a los mandos municipales, la batalla, hasta ahora sin fin, seguirá persiguiendo su cola.

(diego.petersen@informador.com.mx)

Temas

Lee También

Comentarios