Jueves, 17 de Junio 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Legislar sin los expertos: la fórmula perfecta para hacerlo mal

Por: José Alberto Galarza Villaseñor

Legislar sin los expertos: la fórmula perfecta para hacerlo mal

Legislar sin los expertos: la fórmula perfecta para hacerlo mal

Mientras la semana pasada en la reunión de Comisiones Unidas de Radio, Televisión y Cinematografía, y de Estudios Legislativos, Segunda, se tomaba la decisión de posponer la discusión de la Ley Federal de Cinematografía y el Audiovisual, para analizarla en un Parlamento Abierto y lograr construir una Ley en consenso con los diferentes actores de la industria cinematográfica y audiovisual, los legisladores de Morena y sus aliados planeaban otro fast track, que derivó en la aprobación de la Ley de Transparencia, Prevención y Combate de Prácticas Indebidas en Materia de Contratación de Publicidad, la cual propone regular las prácticas comerciales en el mercado de la publicidad, promoviendo maximizar la transparencia en los procesos de contratación de publicidad, para prevenir y combatir la corrupción. Es preocupante la cantidad de irregularidades que desde el inicio del proceso legislativo se presentaron para sacar adelante esta Ley, pero es más preocupante los temas que de fondo acarrea. ¿Cuál es la necesidad de aprobar leyes mal hechas? y ¿por qué no discutir abiertamente esta Ley con el propósito de considerar las opiniones de los expertos?

La Ley de Transparencia, Prevención y Combate de Prácticas Indebidas en Materia de Contratación de Publicidad, viola derechos fundamentales y principios constitucionales, ya que el Senado no tiene facultades para legislar las actividades comerciales en el mercado de la publicidad.

De acuerdo con los expertos en el tema, esta Ley es violatoria de la libertad de profesión, de industria, de comercio, o de trabajo de carácter lícito consagrada en el artículo 5to de la Constitución. Además, afecta la libertad contractual de los anunciantes, las agencias de publicidad y los medios de comunicación, al no existir algún estudio técnico o informe, que permita confirmar el clima de corrupción, las supuestas ventajas indebidas o el monopolio en este mercado.

Adicionalmente, la prohibición para que las agencias adquieran espacios publicitarios por cuenta propia atenta contra la libertad de comercio que garantiza la Constitución, y diversas obligaciones que propone la ley violan la confidencialidad de las relaciones financieras de las empresas. Las anomalías, antinomias y contradicciones que esta nueva Ley plantea con respecto a la Ley Federal de Competencia Económica hacen prácticamente imposible que la Comisión Federal de Competencia Económica pueda implementarla.

Desafortunadamente, y como es costumbre últimamente en el Senado, Morena y sus aliados aprobaron esta Ley en cuestión de minutos, sin discutirla y sin escuchar a todas las voces y actores involucrados, a pesar de ser un tema que necesita una discusión profunda y diversa, tal y como lo manifestaron diversos organismos de la industria publicitaria del país.

Temas

Lee También