Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 26 de Marzo 2019

Ideas

Ideas |

Las becas del futuro

Por: Pablo Latapí

Las becas del futuro

Las becas del futuro

Hace unos años, cuando veíamos a nuestros jovencitos pasar horas y horas jugando videojuegos (en lo que sentíamos una gran celebración al ocio) nos hubiese costado trabajo imaginar que esa actividad, que considerábamos completamente inútil, podría hoy en día ser muy lucrativa (deja mucho dinero) y además empieza a abrir la posibilidad de que los buenos jugadores (que son muchos) obtengan becas universitarias.

Los videojuegos han sufrido una evolución fantástica y de aquellas competencias caseras han migrado a grandes torneos internacionales, los e sports (deportes en linea) en los que se mueven enormes cantidades de dinero en patrocinios, lo que significa que los competidores reciban incentivos económicos muy interesantes.

Los torneos internacionales cobran cada día mayor interés, se desarrollan en distintas ciudades del mundo, convocan a gran cantidad de espectadores, y muchas veces los jugadores son jovencitos que desde la soledad de su recámara en cualquier lugar del mundo se asocian (sin conocerse) con jóvenes de otros países, arman equipos, compiten y obtienen buenos resultados.

No hace mucho conocimos a un joven que desde su modesta recamara en Morelia, Michoacán, había hecho equipo con otros jóvenes del mundo y compitiendo compitiendo obtiene ganancias equivalentes a unos 10 mil dólares al año (¿Cómo le van a pedir sus papás que deje de jugar cuando sus ingresos rebasan a los del jefe de familia?).

Pero lo más interesante es que recientemente las universidades han empezado a darse cuenta de la relevancia de los e sports. No hace mucho la Universidad de Guadalajara abrió ya una carrera para el diseño y producción de videojuegos, y la Universidad Panamericana (Campus Guadalajara) ha ido más allá al abrir un aula especial para competencias de videojuegos.

En esta aula, abierta a cualquier integrante de su comunidad universitaria, se pueden reunir a armar computadoras con el objetivo específico de competir, y hay asesores académicos y digitales que buscan desarrollar los talentos de los participantes. Forman equipos dependiendo de las habilidades, reciben asesorías sobre competencia, coaching emocional y han empezado a competir.

Están sacando de sus casas a muchos de esos jovencitos que en solitario competían desde sus recámaras, para llevarlos a participar en la experiencia de formar un equipo tanto real  como virtual.

Esto apenas empieza, pero se esperan grandes resultados; no estamos lejos de ver en esos torneos internacionales en Corea, en Japón, Alemania, etc., equipos de universidades mexicanas compitiendo al más alto nivel y con posibilidades de obtener grandes triunfos.

Y por supuesto que habrá ganancias económicas, lo que permitirá financiar parte de las becas para los propios competidores, y las universidades estarán felices de obtener prestigio internacional.

Y además, como la esencia de estas competiciones es el talento, será muy interesantes ver que tanto universidades privadas como públicas estarán participando en igualdad de circunstancias.

Suena muy interesante y permitirá a mexicanos meterse de lleno en la globalización digital en momentos en que el tema no está entre las prioridades del gobierno.

Temas

Comentarios