/contenidos/2018/02/28/noticia_0053.html
Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 20 de Junio 2018
Ideas |

Las ausencias en la carrera por la gubernatura

Por: Jaime Barrera

Las ausencias en la carrera por la gubernatura

Las ausencias en la carrera por la gubernatura

Dos de los factores que marcarán los procesos electorales de este 2018 estarán ausentes en la contienda política por la gubernatura de Jalisco: no habrá participación de candidatos independientes, ni equidad de género en la competencia estatal.

Por un lado habrá que lamentar que ninguno de los aspirantes a contender por la vía independiente por la gubernatura del Estado tuvo la organización, la fuerza y la autenticidad para lograr las firmas necesarias para aparecer en la boleta electoral el próximo primero de julio, pese que a diferencia de la Ley Federal que pide el 2 por ciento de las firmas del padrón según el cargo buscado, a nivel estatal la exigencia quedó en sólo el 1 por ciento.

Se perdió así la primera oportunidad en la historia de Jalisco de competir por la máxima representación política local luego de que desde el proceso electoral del 2015 se rompió con el monopolio de acceso al poder que siempre mantuvieron los partidos políticos. Habrá que esperar seis años más para atestiguar una eventual emergencia de algún liderazgo o fuerza política alternativa ajena a la lógica de la partidocracia tradicional que refresque nuestra vida pública y la competencia electoral en la disputa por el Poder Ejecutivo del estado. En las siete alternativas que aparecerán en la boleta electoral (Enrique Alfaro Ramírez, del partido Movimiento Ciudadano; Miguel Castro Reynoso, del PRI; Miguel Ángel Martínez Espinoza, del PAN; Carlos Lomelí Bolaños, de Morena-PT-PES; Salvador Cosío Gaona, del Partido Verde; Carlos Orozco Santillán, del PRD; y Martha Rosa Araiza Soltero, del Partido Nueva Alianza) hay de  todo, pero ninguna que ofrezca una propuesta nueva de hacer política y de relacionarse con los ciudadanos. Prueba de ello es que todos son producto del dedazo de sus partidos, donde decidieron obviar los procesos democráticos internos y sustituirlos por la discrecionalidad y opacidad para esas designaciones.

Quedará también para después la equidad de género en la carrera por la gubernatura, donde la única contendiente mujer será la postulada por el PANAL, y cuya candidatura será sólo testimonial y sin ninguna posibilidad de triunfo.

La feminización de la contienda electoral que sí se dará en las elecciones municipales y para el Senado, la Cámara de Diputados y el Congreso local, por la exigencia legal a los partidos políticos de repartir de forma paritaria entre hombres y mujeres las candidaturas a estos puesto de representación popular, contribuirá sin duda a enriquecer la agenda de temas a debatir en las campañas, así como el tono y el nivel de la discusión de los asuntos públicos. Ese toque, desafortunadamente, no lo tendrá la principal elección de Jalisco, ni de México. Algo habrá que hacer para evitar en lo sucesivo esta ausencia.

jbarrera4r@gmail.com

Temas

Lee También

Comentarios