Viernes, 22 de Enero 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

La vacunación, el fin y la política

Por: Diego Petersen

La vacunación, el fin y la política

La vacunación, el fin y la política

Comenzó, con bombo y platillo, la vacunación contra el COVID-19. Si cada que llegue un lote de vacunas vamos a festejar como si fuera la última coca en el desierto y con recepciones de Estado con secretarios y gobernadores acudiendo a recibir los paquetes como si se tratara del Papa, nadie en el gobierno volverá a trabajar en los próximos seis meses. La razón es muy sencilla, mientras que para los médicos y especialistas de salud pública la vacuna es apenas el principio del fin de la pandemia, una luz al final de un túnel oscuro y largo del que nos queda un gran trecho por recorrer, para los políticos la vacuna es un fin en sí mismo. Para los primeros la vacuna es una esperanza; para los segundos una oportunidad de cara a la elección.

Las famosas brigadas de vacunación compuestas por 12 personas, seis profesionales (un médico, una enfermera y cuatro miembros de las fuerzas armadas) y seis operadores políticos (dos “voluntarios” y cuatro representantes de programas sociales) son en realidad un esquema de propaganda, nada más. Es la contraparte terrestre al anuncio, tan falso como oportunista, de Morena en el que dicen que gracias a que ellos entregaron parte de su sueldo hoy tenemos vacunas. Las vacunas se pagarán, como debe ser, con nuestros impuestos, pero ahí está desde ya el uso electoral que habíamos advertido (En Tres Patadas, 10 de diciembre 2020).

El riesgo del uso electoral no es solamente político, pues van a meter al vapuleado INE a una presión terrible, sino sobre todo de salud. Burocratizar el esquema de vacunación lo hará no sólo más lento y complejo, sino que meterá tensiones extra entre los trabajadores de la salud y esta especie de emisarios ideológicos de la Cuarta Transformación llamados Servidores de la Nación que tienen el encargo de coordinar las brigadas. 

La dupla de Peña Nieto y Luis Miranda tan comentada el sexenio pasado parece de niños de pecho frente a lo que están haciendo López Obrador y su operador político, Gabriel García. Todos los gobiernos, panistas, perredistas, priistas, han lucrado con la pobreza o con la tragedia en tiempos electorales, no hay alguno que se salve de esta lógica clientelista, pero ninguno lo había hecho con un tema tan delicado como la salud. 

Me encantará estar equivocado, que después de una exitosa campaña de vacunación y unas elecciones impecables las redes me cuelguen del palo más alto por haber dudado de la integridad de “los diferentes”, de los que “ya no son como antes”, pero me temo que no será así (no coman ansias, ya lo discutiremos el 7 de junio).

diego.petersen@informador.com.mx

Coronavirus

Temas

Lee También