Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 24 de Mayo 2018

Ideas

Ideas |

La democracia del menos peor

Por: Guillermo Dellamary

La democracia del menos peor

La democracia del menos peor

Parece increíble, pero cuando se le pregunta a muchos mexicanos por quién votarían para la Presidencia de la República, es muy común recibir la respuesta de que “por el menos peor”.

Examinemos esta opción:

Hay mejores y peores ciudadanos elegibles, dentro de los cuales los hay mejores y mucho mejores, pero también de los peores y muy malos. Pues de entrada, no se reconocen buenos candidatos. Si no se identifica que son más bien malos.

Esta percepción nos da a entender que los votantes no detectan, que sus posibles gobernantes, sean buenos políticos. Incluso aunque se pregunte ¿para ti, quién es el bueno? la respuesta también puede ser la misma. No hay buenos, sólo menos malos.

Por principio nos sentimos atrapados en el sentimiento de que los gobernantes, casi del partido que sea, no van a resultar buenos “tanto el pinto como el colorado” reza el popular refrán.

Una visión así implica un cierto pesimismo, una sensación de que tenemos que aguantarnos con el que salga, que de todas maneras resultará “peor”, y ya por ello los mexicanos nos lanzamos a la palestra política con la idea de buscar al menos malo de todos. Porque de seguro todos son malos. Vamos por el que lo parezca menos.

Creo que es un conformismo o una apatía política que nos impide exigir mejores plataformas políticas, mejores propuestas y, desde luego, mejores candidatos. Como si estuviéramos acostumbrados a que elegimos de lo que hay y nada más. Los partidos y hoy las candidaturas independientes proponen y de ellos tenemos que elegir alguno.

Una evidente pregunta es dónde están los buenos candidatos, estamos seguros de que existen excelentes políticos, gente con verdadera cultura y conocimiento de la realidad de nuestro país. Pero resulta que parece que los filtros del poder los elimina de la posibilidad de alcanzar una nominación. En cambio deja pasar a los malos.

Nadie va a una tienda y compra lo menos peor, ni se lleva el refrigerador, el auto o el celular menos peor. Queremos tomar conciencia de que no es la actitud de una sociedad con aspiraciones democráticas el tener politices y candidatos de baja calidad.

Urge levantar el nivel de los aspirantes y por ello estamos con la filosofía de Platón en la República, que sólo deben gobernar los mejores hombres, los más capaces, los más preparados, los que muestren mayor conocimiento de las leyes y de la justicia, los que sepan bien la historia de nuestra patria y, sobre todo, que tengan una clara sensibilidad y conocimiento del pueblo al que quieren gobernar.

Esperamos que los ciudadanos comprendan la importancia de exigir una política de mayor altura, con hombres más honestos, valientes y capaces.

Y que no agachemos la cabeza con actitudes conformistas y acabemos votando de una manera tan vil como la “ir por el menos peor”.

Busquemos a los mejores hombres.

Eso ya no se debe aplazar.

Temas

Lee También

Comentarios