Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 21 de Abril 2019

Ideas

Ideas |

La Línea 3 a revisión

Por: Jaime Barrera

La Línea 3 a revisión

La Línea 3 a revisión

A decir del titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, las obras de la Línea 3 del Tren Ligero concluirán este mismo año y en enero la estará inaugurando el Presidente Andrés Manuel López Obrador, pero pedirán a la Auditoría Superior de la Federación una revisión de los gastos en su construcción, que se estimaban inicialmente en 17 mil millones de pesos y terminará costando 31 mil millones de pesos.

El recorrido que hizo el funcionario federal el viernes pasado por los 21.5 kilómetros, fue muy distinto a la última visita que hizo en noviembre pasado, en sus últimos días de Gobierno el presidente Enrique Peña Nieto, cuando se develó la placa de “inicio de pruebas”. Esta vez, los encargados de la obra, y cada uno de los contratistas, comparecieron ante el titular de la SCT, del gobernador Enrique Alfaro, y de la y los alcaldes de Guadalajara, Zapopan, Tlaquepaque y Tonalá, para precisar los trabajos que quedan pendientes, como debió haber sido en noviembre pasado.

El reinicio de las obras de la Línea llega con un retraso de más de 100 días, pero al menos con la promesa de que se investigará si el aumento en su costo se justifica o no, o si eso se debió a lo que sucede con la mayoría de las obras públicas en Jalisco y en todo el país, donde los moches y la poca transparencia en la licitación de los proyectos y su realización, siempre provoca el incumplimiento de los plazos de entrega, y el encarecimiento de las construcciones y los servicios.

Lo que ya se sabe, por ejemplo, es que la empresa que vendió los neoprenos defectuosos, tiene su domicilio fiscal en el Estado de México y está a nombre de Ana Laura Salinas Peña. Habrá que ver si en efecto es pariente de estos ex presidentes y cómo se dio su contratación. Habrá que esperar, pues, a ver qué encuentra la ASF y si se rompe o no con la inercia de impunidad ante eventuales abusos. Lo que ahora toca al nuevo Gobierno de López Obrador es ejercer de manera diferente los cuatro mil 500 millones de pesos con los que se terminará la obra en los próximos nueve meses.

Como lo apunté aquí cuando AMLO visitó Jalisco el 9 de marzo pasado, el Presidente no sólo debe cumplir y poner a funcionar este medio de transporte masivo en los plazos prometidos, sino que debe ejercer con total transparencia estos recursos, que contraste con la enorme opacidad con la que se construyó más del 90% de esta obra de “primer mundo” según lo reconoció el propio titular de la SCT, el viernes pasado.

Cada 15 días que venga Jiménez Espriú, como él mismo prometió que vendría a supervisar los trabajos finales de la Línea 3, deberá demostrar si se hace o no esa diferencia con sus antecesores.

jbarrera4r@gmail.com

Temas

Comentarios