Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 22 de Octubre 2018

Ideas

Ideas |

¡La Chaaampions!

Por: Arturo Pacheco

¡La Chaaampions!

¡La Chaaampions!

Llegamos a la semana de los juegos de ida de Semifinales de la UEFA Champions League, donde los cuatro equipos sobrevivientes se disputan el pase al partido definitorio a realizarse en el Estadio Olímpico de Kiev, Ucrania, el próximo 26 de mayo. Hoy el Liverpool, caballo negro del torneo, recibe a la Roma, el invitado sorpresa en esta ronda luego de dejar en el camino al Barcelona; mañana, Bayern Munich será anfitrión del Real Madrid, en un Clásico europeo considerado por la mayoría como una Final adelantada. Los partidos de vuelta se jugarán la próxima semana en orden invertido.

El Bastión Rojo de Anfield Road

El mítico estadio del Liverpool se ha convertido en una auténtica fortaleza para el conjunto de Jürgen Klopp. Pocos recuerdan ahora que los Reds comenzaron su andar en esta edición de la Champions el ya lejano 15 de agosto del año pasado en los Playoffs, donde se impusieron al Hoffenheim con un global de 6-3 (4-2 en Anfield) para acceder a la fase de grupos. A partir de ahí, Liverpool ha conseguido en casa tres victorias y dos empates, con 15 goles anotados y apenas dos recibidos (encadena cuatro partidos sin recibir gol, esos dos los marcó el Sevilla en el empate 2-2 en el debut del Grupo E).

El conjunto inglés, de hecho, es el único que se mantiene invicto en la competencia, con seis victorias y cuatro empates; la Roma, por el contrario, es entre los cuatro Semifinalistas quien más derrotas acumula, con tres caídas, por cinco victorias y dos empates. En la otra llave, Bayern Munich es el equipo con más triunfos, ocho, con un empate y una derrota, mientras que el Real Madrid suma siete victorias, una igualada y dos caídas.

Para los Reds, abrir la serie en Anfield Road debería ser un aliciente extra a su favor, ya que tanto en Octavos ante Porto (0-5) y en Cuartos frente al Manchester City (3-0) dejó prácticamente definido el cruce en el partido de ida.

Como cereza del pastel, Mohamed Salah, su fulgurante estrella egipcia, acaba de ser nombrado por sus colegas como “Player of the Year” de esta edición de la Premier League, en la que lleva anotados 31 goles para encabezar también la lucha por la Bota de Oro (es el máximo anotador entre las Ligas europeas y eso lo catapulta de inmediato a candidato al Balón de Oro), y que todo esto pone al atacante zurdo de 25 años en la jugosa lista de deseos para el Real Madrid de la próxima campaña (la prensa inglesa insistía ayer en que no lo soltarán por menos de 190 millones de libras).

Del otro lado, la Roma llega a Inglaterra como víctima, pero así también había arribado a Barcelona en Cuartos de Final, donde fue apabullado 4-1 en el Camp Nou, aunque una remontada histórica (3-0) en el Olímpico romano certificó el fracaso europeo blaugrana y la continuidad de un cuadro giollorossi ofensivo y dinámico (se caracteriza por equilibrar su presión alta en la salida del rival con una defensa posicional cerca de su área, cerrando los espacios atrás) alejado de la típica imagen del catenaccio italiano.

Esta serie ya tiene un capítulo histórico importante, pues ingleses e italianos se enfrentaron en la Final de la entonces llamada Copa de Campeones de Europa en la temporada 1983-84, disputada en el Estadio Olímpico de Roma, donde el Liverpool conquistó su cuarta corona (ya suma cinco, tras el “Milagro de Estambul” en 2005 ante el AC Milan) tras empatar 1-1 en tiempo regular e imponerse 4-2 en serie de penaltis.

Actualmente, ambos conjuntos marchan en tercer lugar de sus respectivas Ligas domésticas, sin opciones ya de pelear por el título y sí a punto de amarrar su participación en la siguiente Champions.

Según los medios especializados internacionales, se avecina un choque entre dos conjuntos parados tácticamente con un 4-3-3 ofensivo, pues Klopp enviaría el siguiente 11 de inicio: Karius; Alexander-Arnold, Lovren, Van Dijk, Robertson; Oxlade-Chamberlain, Henderson, Milner; Salah, Firmino y Mané; mientras que por los visitantes, el técnico italiano Eusebio Di Francesco (que ya suena entre los candidatos para llegar al timón de otros clubes europeos de renombre) mandaría al campo a: Alisson Becker; Florenzi, Manolas, Fazio, Kolarov; De Rossi, Strootman, Nainggolan; Perotti, Džeko y Ünder.

Ambas escuadras se caracterizan más por buscar el golpe franco cuando tienen el balón, que por montar un ataque posicional a través de la posesión, así que se antoja un partido de ida y vuelta en muchos momentos, con el Liverpool explotando el aliento de su público para sacar ventaja, y la Roma a la caza de al menos un gol como visitante, el mismo que le terminó por dar su épico boleto ante el Barça en la ronda anterior.

Aunque el Liverpool luce como favorito para avanzar a la Final, por sus individualidades, juego colectivo y personalidad desde la banca, seguramente deberá sudar sangre para eliminar a una Roma que llega con el ánimo más alto entre los cuatro semifinalistas, consciente de sus limitaciones, pero convencida de sus fortalezas, por lo que no se puede descartar de antemano un nuevo aullido sorpresa de La Loba en un duelo a 180 minutos.

Twitter: @pacherecomienda

Temas

Lee También

Comentarios