Lunes, 25 de Octubre 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

La CELAC, un fracaso

Por: Daniel Rodríguez

La CELAC, un fracaso

La CELAC, un fracaso

Lo que se pensó sería una reunión histórica, con resoluciones trascendentes, con posicionamientos políticos sólidos y con conclusiones que revolucionarían los objetivos de desarrollo, crecimiento y unión de los países de Latinoamérica y el Caribe, terminó siendo una asamblea desairada, sin acuerdos cruciales y enfrentamientos verbales entre varios de sus participantes. La reunión de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) que representaría para México una plataforma de liderazgo -por los resultados que arrojaría- y lo consolidara como cabeza del continente hispano, resultó un fracaso en muchos sentidos.

El tema más importante que se veía en la agenda era el análisis, discusión y pronunciamiento que se esperaba se hiciera sobre  el tema de la sustitución de la Organización de Estados Americanos (OEA) por una institución más representativa de los intereses de los países latinoamericanos y sin la inclusión de Estados Unidos y Canadá, simplemente quedó fuera y ni siquiera fue motivo de mención durante la sesión.

Durante semanas el canciller Marcelo Ebrard y el presidente López Obrador estuvieron insistiendo en diferentes ocasiones sobre la formación de un organismo que no fuera “lacayo de nadie”. Sin embargo el silencio fue total. Y Marcelo Ebrard, el sábado al hacer una evaluación de la reunión y el tema de la OEA, dijo, “No era el objetivo de la reunión de hoy. El tema lo estamos trabajando varios países y vamos a presentarlo en su momento”. ¿Qué pasó?.

Solo ellos lo saben.

El no abordar en la reunión el tema que con tanta vehemencia argumentaron Ebrard y López Obrador durante semanas era pieza central en la discusión de los participantes, máxime que se había logrado reunir a la ‘crema y nata’ de los miembros ‘anti lacayos’ como eran los casos -entre otros- de Nicolás Maduro de Venezuela y Miguel Díaz-Canel de Cuba, de donde hubieran recibido el más abierto apoyo a la propuesta de crear un organismo donde no estuviera presente la influencia de los vecinos del norte.

Además de no agendar lo que hubiera sido una toma de decisión histórica -ni ninguna otra determinación de trascendencia-, ni de tener a los presidentes de Brasil, Argentina, Chile, Panamá y Colombia, que representan al 60 por ciento poblacional de los miembros de la CELAC- terminaron enfrentados y más divididos. El tema de la democracia y el no respeto a los derechos humanos provocó enfrentamientos verbales entre los presidentes de Venezuela y Paraguay en primer término, y después entre los mandatarios de Cuba y Uruguay, llegando -entre gritos- hasta a lanzar retos para discutir el tema de las libertades ciudadanas en otros foros.

El tema migratorio, que es una de las prioridades de América, ni siquiera fue incluido en la agenda de la discusión. En conclusión, sin ni siquiera tomar en cuenta lo que se pensó sería el tema central -la OEA-, sin hablar de la migración que tantos efectos y consecuencias tiene para varios países, sin la presencia de todos los que deberían estar involucrados y los enfrentamientos verbales entre mandatarios, no se puede puede hablar de una reunión exitosa. Ha sido todo un fracaso.

Marcelo Ebrard dijo que al final de la sesión, “el presidente López Obrador diría que esta sexta Cumbre ha tenido un éxito porque se consolida la CELAC”. Así es, “se consolidó” sin tomar acuerdos importantes y sin hablar de temas prioritarios, sin estar todos los que deberían estar y donde muchos salieron más distanciados. A lo mejor el canciller ‘tiene otros datos’. ¿Usted, qué opina?

Temas

Lee También