Lunes, 16 de Mayo 2022

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Jaime García Elías: "Doctor Muerte"

Por: Jaime García Elías

"Doctor Muerte"

El afrentoso mote con que se hizo célebre a finales del siglo pasado el médico estadounidense Jack Krevorkian (1928-2011), defensor de la eutanasia –que aplicó en unos 130 casos–, por “carambola hecha” inspiró asimismo el apodo que sus críticos más recalcitrantes encasquetaron al doctor Hugo López-Gatell.

-II-

Desde que el covid-19 apareció en escena a la fecha, el prestigio profesional y personal de López-Gatell ha oscilado del respeto, la simpatía y aun la veneración generalizada iniciales, a la noticia, la semana pasada, de que un juez federal ordenó a la Fiscalía General de la República “investigar” al subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud “por su presunta responsabilidad en el delito de homicidio por omisión”, por las muertes atribuibles a las decisiones del funcionario señalado.

Estudiosos del tema estiman que los decesos imputables al covid-19 duplican, al menos, la cifra oficial de poco más de 300 mil fallecimientos. Lo más probable es que, como de tantas cosas, jamás se sepa la verdad.

En todo caso y aun considerando que no hay un solo país sobre la faz de la tierra cuyas autoridades puedan preciarse de haber implementado a la perfección las estrategias más adecuadas, México dista mucho de haber hecho méritos para ganarse la correspondiente estrellita en la frente. A cambio de las gestiones y las cuantiosas inversiones de las autoridades y de los afanes heroicos de miles de guardianes de la salud, ha habido errores y torpezas que han ocasionado, forzosa y necesariamente, incontables contagios, decesos y perjuicios emocionales, sociales y económicos: cierre de empresas, pérdida de empleos a raíz de las medidas de confinamiento dispuestas por las mismas autoridades, etc.

-III-

Parafaseando al propio López-Gattel, un subsecretario de Promoción y Prevención de la Salud “sirve para lo que sirve... y no sirve para lo que no sirve”: puede diseñar ciertas estrategias que una coyuntura como la lucha contra el covid-19 demanda... pero no puede sacarse de la chistera la anuencia –ni los recursos económicos– que sus superiores le escatiman para diseñar una estrategia aún más efectiva.

De manera que, si llegara a suceder que de la supuesta “investigación” en curso se desprendieran un proceso y una condena en contra suya, solo se estaría comprobando que, como sucede cuando los monos hacen fila para cruzar los ríos, los primeros tienen altas probabilidades de salvarse... mientras que –como reza el adagio– “el último mono (un tal Hugo, en el caso) es el que se ahoga”.

Temas

Lee También