Sábado, 25 de Enero 2020
Ideas |

Gloria Torres

Por: Maya Navarro de Lemus

Gloria Torres

Gloria Torres

Gloria Torres es otro de los regalos que nos brinda la comunidad Trithemius Talleres Literarios, a cargo de la maestra Yolanda Ramírez Michel. La literatura para niños y jóvenes requiere de una particular sensibilidad para contar de manera sencilla algo profundo. Gloria Torres y Mario Gasca unen sus talentos para contar e ilustrar un cuento entrañable: “El mago resfriado”, historia de hondura psicológica que nos alcanza a todos. Niños y adultos.

-Gloria, ¿de dónde sale un cuento?

-Un cuento nace de cualquier cosa, puede ser de un recuerdo de tu infancia, de algo que sucede en el lugar donde vives, de una historia que te platicó tu abuelita… de la vida misma.

-Y para “El mago resfriado”, ¿de dónde sale esa primera idea?

-¡Ah! de la infancia de mis hijas, ahora adolescentes. A mi marido le gustaba hacer historias entre todos. Un domingo por la tarde veníamos en carretera y nos pusimos a jugar para entretenernos… y ¡ta-dá! ¡Apareció el mago!, no es que apareciera enterito, sino la idea del cuento. Luego hube de desarrollarlo, darle forma. Cuando estuvo listo lo llevé a Thritemius, allí mi querida maestra Yolanda me ayudó a ponerlo guapo para poderlo publicar.

-¿Para qué edad es “El mago resfriado”?

-Básicamente para niños de primaria, aunque he comprobado que jóvenes y adultos lo leen con gusto. Afortunadamente la edad para leer cuentos no tiene fecha límite.

-Una característica de “El mago resfriado” es que tiene hermosas ilustraciones.

-Bellísimas. El trabajo de la ilustración es de Mario Gasca, quien honestamente es un fregón. A Mario lo conocí en su faceta de escritor, pero cuando vi su trabajo como ilustrador me enamoré totalmente de su talento. Lo importante es que Mario hizo suya la historia y creo que entre los dos logramos una historia divertida y profunda, una historia con grandes símbolos tanto en las imágenes como en el discurso.

Gloria Torres. La escritora habla sobre “El mago resfriado”.

-En esta era digital, donde los niños manejan el celular o la tableta mejor que nosotros, ¿vale la pena comprar a los niños libros de papel?

-Bueno, en este punto los lectores tradicionales podemos hablar del olor del papel, de la sensación física que nos produce un libro, de lo que un librero implica en un hogar… sin embargo, creo que cuando lees en un celular es muy fácil distraerse y saltar de una aplicación a otra; en cambio, cuando lees un libro en papel, es el libro y se acabó, el libro hace algo misterioso en ti, algo que no te deja partir de sus páginas.

-Por otro lado, darle la vuelta a la página junto con tu hijo es imposible en un formato electrónico, especialmente si tu hijo aún no sabe leer. ¿Te has fijado cómo los niños tocan las páginas, señalan las ilustraciones, se ríen…?

-Leer un libro junto a tu hijo es una de las experiencias más estrecha-lazos que nos ofrece la lectura. Esto no implica que esté negada al libro electrónico, yo misma soy fan y leo mucho en mi lector, pero, en el caso de libros ilustrados, la experiencia no es igual.

-¿Cómo podemos motivar a los niños para que les guste leer?

-Bueno, yo no soy maestra ni pedagoga, (todo mi respeto para quienes sí lo son), pero creo que la mejor manera de motivar a un niño para leer es que a nosotros nos guste leer. El amor a la lectura sí pasa por contagio. Y como adulto nunca es tarde para convertirse en lector. Además, es importante dejar al niño que lea lo que le gusta y nunca obligarlos a terminar un libro si no les está gustando, nunca imponerles la obligación de leer.

-Y la publicación, ¿cómo fue?

-Tuve la suerte de que me apoyara Yolanda Ramírez Michel, directora de publicaciones de la editorial Salto Mortal.

-¿Algo más?

-¡Sí! Que lean con sus hijos “El mago resfriado” y otros cuentos, muchos, todos los que se pueda, que la vida se enriquece cuando la acompañamos con cuentos.

Temas

Lee También