Jueves, 22 de Octubre 2020

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Futbol sin balón

Por: Ernesto López Mota

Futbol sin balón

Futbol sin balón

• Cuando las decisiones políticas y las medidas populares están por encima de la salud de los ciudadanos, acontece que gobiernos estatales y/o municipales, autorizan el regreso de aficionados a los estadios en medio de la pandemia por Coronavirus que afecta a nuestro país.

Aguascalientes y Sinaloa son los dos primeros estados de la República que ignoraron las recomendaciones de la Secretaría de Salud Federal y antepusieron sus propósitos políticos y mercantilistas.

• El más reciente mapa de Coronavirus emitido por el Gobierno de México el pasado lunes 12 de octubre, señala que siete estados de la República regresaron a semáforo naranja, es decir de riesgo, dichos estados son: Sinaloa, Aguascalientes, Chihuahua, Coahuila, Durango, Querétaro y Oaxaca, que de estar en amarillo regresaron al riesgo medio, lo que significa que volverán a tomar medidas restrictivas tanto en lo económico, comercial y social.

• De los 18 equipos de Primera División, 14 tienen sede en estados con semáforo naranja y solamente los clubes, León, Puebla, Tijuana y Atlético de San Luis están en entidades con semáforo amarillo, y aun así dichos gobiernos no han permitido la apertura de los estadios.

• Las autoridades estatales y municipales de Aguascalientes autorizaron al Necaxa un aforo máximo del 50% de la capacidad del Estadio Victoria para su juego de este viernes 16 de octubre contra Tijuana, mientras que las autoridades de Sinaloa y Mazatlán dieron permiso al Club Mazatlán FC de abrir las puertas de su estadio en un 30% de su aforo, para el juego del mismo viernes contra Bravos de Juárez.

• Pero tan lamentable es lo que han dispuesto las autoridades de gobierno de Aguascalientes y Mazatlán, como la parsimonia e indiferencia de la FMF y la Liga MX que se deslindaron de la responsabilidad de la apertura de los estadios, delegando a los clubes y a los gobiernos la culpabilidad de lo que pueda ocurrir.

• Además, la postura indiferente de la Liga MX de permitir a dos clubes la apertura de sus estadios y no así al resto, que de forma responsable han acatado las disposiciones gubernamentales, habla de una posición cómoda de los federativos, de lavarse las manos y de una cuestión injusta al autorizar ingresos por concepto de taquilla a dos clubes y no a los demás.

Debe ser la Liga MX la que, de forma institucional, autorice a los equipos la apertura de sus estadios cuando las condiciones de salud y las disposiciones de gobierno sean iguales para todos.

Temas

Lee También