Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 19 de Julio 2019
Ideas |

¿Es pronto para reducir la inseguridad?

Por: Jorge O. Navarro

¿Es pronto para reducir la inseguridad?

¿Es pronto para reducir la inseguridad?

En el tema de combate a la inseguridad y reducción de la violencia, tendremos que esperar. No hay de otra. El gobernador Enrique Alfaro Ramírez subraya que no es posible pedir resultados en ese tema cuando apenas hoy cumple cinco días en el cargo. Es verdad, si las cosas se analizan razonablemente.

En el mejor de los casos, la estructura recién está montándose: Macedonio Tamez acumulando datos y reuniones para empezar a coordinar el gabinete de seguridad; el nuevo fiscal, Gerardo Octavio Solís Gómez, también a menos de una semana de ocupar el cargo y, seguramente, en el estudio de cuáles son las nuevas facultades de su cargo.

Y en situación similar se encuentra el general en retiro y hoy secretario de Seguridad, Daniel Velasco Ramírez.

Todo es plena verdad.

Pero empezando por el coordinador del gabinete de seguridad, todavía no queda claro cuál será su trabajo; en qué consiste y cómo apoya su quehacer en el desempeño de la Fiscalía y la Secretaría de Seguridad.

El pasado 06 de diciembre, mientras Enrique Alfaro Ramírez se convertía formalmente en gobernador, al hablar con el jefe de su gabinete, Hugo Luna Vázquez, directamente cuestionado sobre qué tareas desempeñarán los coordinadores -recuerde que hay cuatro en el nuevo Gobierno- comentó que harán un “coaching” permanente a los secretarios. Tratándose de anglicismos las interpretaciones pueden ser varias y contradictorias, pero el diccionario apunta que esta palabra procede del inglés “coach”, que se traduce literalmente como entrenar. El “coaching” consiste en acompañar, dar seguimiento, entrenar a una persona o un grupo, para que se alcancen metas previamente establecidas.

Esas metas, expresadas de muchas maneras, se pueden sintetizar en la recuperación de la paz y la legalidad.

Diciembre todavía es muy joven y el número de homicidios ya supera seis decenas, esto es 60 personas fallecidas en eventos violentos. Lamentablemente, para la realidad de Jalisco no es nada nuevo, porque se trata del promedio ligeramente superior a ¡cinco asesinatos diarios!

Esto, sin mencionar todos los delitos de diferente naturaleza que se cometen a diario.

Es como volver a empezar… falta de vigilancia, deficiente capacitación y armamento, homologación salarial de policías; deficiencia en el Poder Judicial al aplicar el sistema de justicia penal acusatorio; coordinación con el Gobierno federal, actuación del Ejército; políticas de prevención para generar más oportunidades y reducir la pobreza. En fin, todo lo que se ha dicho durante años y no se ha cumplido todavía.

Del modelo de combate a la delincuencia que el ex gobernador Aristóteles Sandoval reconoció como un fracaso, al nuevo modelo que está estrenándose, lo único que no ha cambiado es la acción dañina de la delincuencia y permanente violencia.

La nueva administración debe entender también la desesperación en la que viven millones de jaliscienses que todos los días padecen los efectos de la inseguridad, el miedo, las amenazas y la certeza de que hay personas que con toda impunidad cometen delitos y encima, ostentan poder de facto.

La pregunta es: si todavía es pronto, ¿como para cuándo? 

Temas

Lee También

Comentarios