Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 25 de Septiembre 2018

Ideas

Ideas |

El planisferio de Urbano Monte

Por: María Palomar

El planisferio de Urbano Monte

El planisferio de Urbano Monte

Urbano Monte (1544-1613) nació en Milán. Era un hombre rico y erudito, un sabio del Renacimiento. Publicó en cuatro volúmenes una crónica de la historia de Milán, pero su trabajo más notable fue como cartógrafo. También en la corte de su ciudad estuvo presente, en 1585, en la primera visita a Europa de una embajada japonesa, que despertó su curiosidad por tierras lejanas y le aportó información para publicar en 1589 un mapa, Descrittione e sito del Giapone, del cual existe un ejemplar en la Biblioteca Trivulziana de Milán, que recoge nombres y datos aún no conocidos por otros cartógrafos europeos.

Pero su obra más ambiciosa fue un tratado geográfico en cuatro volúmenes, el Trattato universale. Descrittione et sito de tutta la Terra sin qui conosciuta, que publicó en 1590. La importancia del Tratado no está en la parte descriptiva, que repite la información de otras obras similares de la época, sino en el extraordinario mapa que lo acompaña: un inmenso planisferio circular, subdividido en sesenta tablas ensamblables y con preciosos dibujos y adornos. El planisferio tiene la característica de usar una proyección azimutal, muy insólita para la época (cuando se utilizaba ya generalmente la de Mercator), con el Polo Norte como punto central y la Antártida distribuida en el anillo externo. Esa proyección sólo se popularizó en el siglo XX gracias a los viajes aéreos, en los que la ruta más corta entre dos puntos con frecuencia implica sobrevolar el Ártico.

Son asombrosos el detalle y el primor con que está ilustrado el mapa, que al uso de la época incluye animales fantásticos, seres mitológicos y hasta a Felipe II navegando cerca de las costas de América del Sur (y también muchos errores comunes entre los geógrafos de entonces). También hay un retrato del propio autor. El mapa de Urbano Monte, posiblemente el más espectacular de su época,  es una de las obras más notables de la primera globalización del mundo. Vale la pena fijarse, por ejemplo, en la forma que tienen México y el reino de Nueva Galicia y los lugares que consigna: Monte estaba al tanto de todo lo que se había ido descubriendo y conquistando en el siglo XVI.

De las tres copias que se sabe que existen, una la adquirió en 2017 el académico, empresario y coleccionista estadounidense David Rumsey, que donó y dirige el acervo cartográfico que lleva su nombre en la Universidad de Stanford. A finales del año pasado, Rumsey siguió las instrucciones de Monte (lo que nadie había hecho antes) y gracias a la tecnología digital se ensamblaron las sesenta láminas del planisferio (lo que da un cuadrado de 2.75 centímetros por lado), que se puede ver en internet y aumentar de tamaño para leer los letreros y apreciar de cerca los dibujos.*

Usar la tecnología moderna para hacer realidad la visión de un cartógrafo del siglo XVI y poner los resultados en línea disponibles para todo el mundo es una muestra, según David Rumsey, de los objetivos para los cuales fundó en 2016 el nuevo centro en la Universidad de Stanford.

*https://www.davidrumsey.com/blog/2017/11/26/largest-early-world-map-monte-s-10-ft-planisphere-of-1587

YR

Temas

Lee También

Comentarios