Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 14 de Noviembre 2019
Ideas |

El otro golpe del Culiacanazo

Por: Jaime Barrera

El otro golpe del Culiacanazo

El otro golpe del Culiacanazo

Todo el debate y la conversación pública que, al estilo Donald Trump, desató el Presidente Andrés Manuel López Obrador con los tres tuits que soltó respecto a la nula posibilidad de que existiera en México un golpe de Estado contra su Gobierno, es otra consecuencia del jueves negro del operativo fallido en Culiacán el pasado 17 de octubre.

La evocación de una rebelión militar como le ocurrió a Francisco I. Madero, no la hacía ningún Presidente desde 1938 que Lázaro Cárdenas sofocó la intentona de golpe de Estado que encabezó el General Saturnino Cedillo, quien murió en un enfrentamiento en la sierra de San Luis Potosí.

Escribió el Presidente: “…La transformación que encabezo cuenta con el respaldo de una mayoría libre y consciente, justa y amante de la legalidad y la paz, que no permitiría otro golpe de Estado”…”Aquí no hay la más mínima oportunidad para los Huertas, los Francos, los Hitler, o los Pinochet. El México de hoy no es tierra fértil para el genocidio ni para canallas que lo imploren”.  Para cerrar recomendando leer la fábula de Esopo “Las ranas pidiendo rey”, cuya moraleja es que a la hora de elegir a los gobernantes, es mejor optar por un político sencillo y honesto, que por uno emprendedor, pero viciado y corrupto.

Lejos de tratarse de una cortina de humo para sacar de la opinión pública el tema del fracaso del Culiacanazo, que con la liberación de Ovidio Guzmán, dobló al Gobierno de la autollamada cuarta transformación ante las mafias del narcotráfico, como lo leen algunos, entre ellos el ex presidente Felipe Calderón, el tema del golpe de Estado tiene su origen justo en ese episodio, que exhibió negativamente al Ejército como nunca antes al verse superado por las milicias del cártel de Sinaloa, y luego del cual, se han expuesto y revelado mandos e instancias de las fuerzas castrenses que antes se mantenían en absoluto sigilo, para garantizar la integridad de los mandos y la eficacia de su operación.

Sacar el tema del golpe de Estado no ayuda a dejar de hablar del Caso Ovidio, sino que lo fija más en la agenda.

No es casualidad que lo expresado por el general calderonista en retiro, Carlos Gaytán, el 22 de octubre en una reunión privada de militares encabezados por el Secretario de la Defensa, Luis Cresencio Sandoval, en el sentido de que había soldados que se sienten agraviados por el Gobierno de la 4T, haya venido luego del operativo fallido en Culiacán y tras la ola de críticas que se hicieron por ello a las fuerzas castrenses.

Más aún cuando el propio López Obrador preciso ayer que sus mensajes en redes sociales donde descarta la posibilidad de un golpe de Estado fueron la respuesta al discurso del General Gaytán, al que tachó de imprudente.

Lo dicho, siguen imparables y en escalada, los ecos y los efectos del Caso Ovidio.

jbarrera4r@gmail.com

Temas

Lee También

Comentarios