Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 17 de Noviembre 2017

Ideas

Ideas |

El no rotundo de Margarita Zavala

El no rotundo de Margarita Zavala

El no rotundo de Margarita Zavala

En la psicología política no sólo se analizan los discursos, sino también la personalidad y sus motivaciones. Desde luego tomando en cuenta las circunstancias y situaciones vividas.

Hemos elegido como ejemplo de este recurso analítico a Margarita Zavala, que además se encuentra en un momento muy importante de su vida.

El primer punto que vale la pena destacar es que no se trata de cualquier aspirante independiente a la Presidencia de la República, sino que ella ya viene de estar como primera dama, en la cúspide del poder. Conoce los intrincados laberintos de Los Pinos y de Palacio Nacional. Ya posee el privilegio de ver al país desde sus entrañas y tiene una visión de la situación del México actual, mucho más privilegiada que cualquier otro aspirante.

Aunque no aparece para nada la palabra de su esposo, el ex presidente F. Calderón, es de suponerse que avala, asesora y motiva la candidatura de su pareja. De alguna manera se puede asumir que están en colaboración y mutuo acuerdo. Pues además, se presume que todo matrimonio es una unión. Por lo que en términos interpretativos, es una reelección, ahora en su versión femenina. Por cierto, como otros ejemplos similares en otros países.

En segundo lugar, la teoría psicoanalítica, marca una pauta (desde luego discutible) de que las mujeres suelen tener envidia del poder masculino. Lo que se podía aplicar en este caso, pues vivir al lado del Presidente puede perfectamente despertar el deseo de también querer poseer tal poder y buscarlo en su momento oportuno. Lo cual está ya haciendo. El tema no es sólo querer aspirar a ese poder por una envidia subconsciente, sino hacerlo en forma neurótica y obsesiva, que parece no ser el caso de M. Zavala.

Lo que importa de su aspiración al poder es la motivación que tiene para tratarlo de conseguir. Y esas motivaciones, más allá de las íntimas, se encuentran en su discurso presentado después de su registro como candidata independiente. Donde nos expresa, de inicio lo que no quiere, que de una manera analítica, podríamos inferir que se trata de todo aquello que vio, vivió y no le gusto cuando fue primera dama y que puede ser que le llegó a molestar de lo que su marido se vio forzado a realizar. Veamos cuáles son sus nos...  “A la simulación, a una forma vieja y caduca de hacer política, al doble discurso y a la mentira, a que los políticos son los dueños de los partidos, a los arreglos en lo oscuro, al reparto de puestos y cargos públicos, a la compra de voluntades y apoyos, y a la idea cínica de que sólo con dinero se gana una elección”.

Es decir, todo eso que vio y le desagradó ahora lo señala y denuncia y está decidida a luchar para lograr erradicar eso que tanto les molestó, a ella y a su marido, cuando estuvieron en Los Pinos  y que tuvieron que hacer sin su plena voluntad.

Temas

Lee También

Comentarios