Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 20 de Julio 2018

Ideas

Ideas |

El jalonazo

Por: Antonio Ortuño

El jalonazo

El jalonazo

No hay un espectáculo más repelente que el de ver cómo le niegan el acceso a los libros a alguien en mitad de una feria que se trata, justamente, de que las personas se acerquen a ellos. Y no, no es que quiera lamentarme de no haber encontrado los volúmenes de divulgación histórica de Indro Montanelli que quería, ni de que nadie, en el enorme pabellón de la editorial que lo publica, fuera incapaz de darme el menor dato de su paradero ni supiera decirme si había a mano un catálogo del fondo que habían llevado a la FIL: no. Se trata de que me tocó ver, a la distancia de inicio, y luego frente a mis ojos, a un padre que paseaba a una niña de unos cinco años, y cada vez que la pequeña (que caminaba muy tranquila, sin dar ninguna muestra de que fuera a volverse cabra de repente) intentaba tomar un libro que le llamaba la atención de un stand, sólo para hojearlo, el padre le daba un jalonazo y la regresaba al centro del pasillo. “No toques nada, por favorcito”, le repetía. Y la niña se quedaba con la mano estirada. Siguieron paseando, pero sin acercarse a menos de un metro a ningún stand (o, claro, había jalonazo).

Me pregunto para qué un padre lleva a su hija a darse de empujones en pasillos atestados si no va a conducirla al hipotético hecho central del paseo. Es decir, a ver libros. ¿Cree que prohibirle siquiera el tacto de un ejemplar la va a convertir en lectora empedernida? Y si eso no le interesa (digo, cada quien tiene ideas muy diferentes en este mundo), ¿para qué rayos la lleva a una Feria Internacional del Libro, a la que, además, se paga por entrar? Misterio.

Temas

Lee También

Comentarios