Sábado, 30 de Mayo 2020
Ideas |

El día después

Por: Luis Ernesto Salomón

El día después

El día después

Las consecuencias de la crisis se perciben como la calma que antecede a la tormenta. Muchas cosas no volverán al estado anterior. Entre ellas, la actitud de la opinión pública y especialmente de las generaciones más jóvenes que miran como la fragilidad, la incertidumbre y la relatividad afectan a la humanidad entera.

Los tomadores de decisiones y las organizaciones fueron tomados por sorpresa en todo el mundo. En sólo unos días se incrementaron las actitudes defensivas de las naciones y empresas que se han mostrado al limitar exportaciones de material médico, el cierre de fronteras y las actitudes xenofóbicas. Los desafíos éticos se multiplican: desde los tratamientos de los hospitales; en la concesión de licencias de medicamentos y vacunas eficaces contra este y otros virus; como en el uso de la información privada para controlar a las personas.

El interés del mundo está en que se encuentren soluciones que beneficien a todos, pero las voces que reclaman el uso privilegiado de los recursos y la tecnología para beneficiar a países o compañías se levantan con fuerza. En unas cuantas semanas el poder de hecho de las autoridades estatales se multiplicó y en medio del miedo se han tomado decisiones económicas de enorme calado.

Ni los más atrevidos visionarios imaginaban que el Gobierno de Estados Unidos ordenara la entrega de cheques de dos mil y más dólares mensuales a las familias, más ayudas de 500 dólares por cada niño, en un programa social que supera a los escandinavos. Tampoco imaginaron que en cuestión de días la economía del mundo entrara en recesión, como más imaginaron ver encerrados en sus casas a los habitantes de ciudades como París, Milán, Madrid, o Nueva York.

Pero todo esto va a pasar. Habrá un día después de la tormenta en donde se pueda mirar al horizonte y se emprenda de nuevo la marcha. Para entonces muchos tabúes habrán quedado atrás y la conducta de las sociedades abiertas y democráticas y aun la de los estados totalitarios se habrán transformado.

Quizá una de las mayores consecuencias sea que se exija a los nuevos líderes más preparación y apego a la ciencia, que serán atributos mucho más apreciados. El espectáculo continuo de la política puede entrar en un cuestionamiento y con él los formatos de comunicación estridente. La ola de miedo que recorre el mundo será como un calofrío que nos dejará más alertas contra las ilusiones para abrir paso a un mayor pragmatismo soportado con la ciencia.

Entre las cuestiones que probablemente estén a debate en el día después está el comercio mundial que resultará dañando, ya que algunos proponen ya limitar los flujos comerciales con el pretexto de asegurar los mercados de cada país, lo que sería un enorme error y conduciría a un mayor desastre económico, especialmente para países como México, que están fuertemente integrados a las cadenas de producción, suministro y consumo internacionales.

Lo mismo sucederá con los organismos multilaterales y regionales que ahora mismo se enfrentan a desafíos enormes, como la Unión Europea que debe asumir mecanismos para rescatar de forma ordenada a las naciones que resultarán más golpeadas por la crisis.

El bloque comercial de Norteamérica al que pertenecemos debe dar un paso adelante hacia la integración en beneficio de las tres naciones, en el día después. Las voces que claman por cerrar las fronteras y mirar hacia el ombligo son las más peligrosas ahora mismo para el interés de México.

Pero más allá de las cuestiones económicas, probablemente la mayor consecuencia estará en la formación de una nueva actitud de los más jóvenes que habrán visto pasar la tormenta que les cambie su forma de ver el mundo y mucho más importante, sus actitudes y decisiones.

Su vocación de libertad es la mejor garantía de que en el día después el Sol brille para todos. De su vitalidad para exigir y realizar cambios depende que la lección quede aprendida. Nuestro deber es respaldar esta renovación que apenas se asomará en el día después.

Temas

Lee También