Sábado, 04 de Abril 2020
Ideas |

El Futuro se juega en el 21

Por: Diego Petersen

El Futuro se juega en el 21

El Futuro se juega en el 21

El PRD comienza su mutación hacia un nuevo partido. Así como en 1989 el registro del Partido Socialista Unificado de México (PSUM) dio lugar al Partido de la Revolución Democrática (PRD), que entonces se plantó frente al electorado como un partido social demócrata, hoy los administradores de lo que quedó del PRD después de ser arrasados por la ola de Morena ponen el registro al servicio de un nuevo movimiento llamado Futuro 21.

Llama la atención de entrada que usen el nombre Futuro, cuando los wikis acababan de anunciar en Jalisco que buscarían la formación de un partido con el mismo nombre. O a los dos les faltó imaginación (el nombre es malo) o simplemente en un acto de soberbia capitalina ni siquiera voltean a ver lo que sucede en otras partes del país. De acuerdo con Gabriel Quadri, uno de los integrantes de este nuevo movimiento, el nombre no es definitivo.

Futuro 21 o como se llame en el futuro nace con una idea clara; ser la oposición al movimiento de López Obrador y comenzar desde ahora la estrategia electoral para evitar que el partido del Presidente arrase en la elección intermedia; el futuro del país se juega en muchos sentidos en la elección intermedia de 2021. En principio suena bien y se agradece que un grupo de ciudadanos se organice para hacer frente a la ola Morena independientemente de que estemos o no de acuerdo con la visión de López Obrador, más aún cuando los partidos tradicionales, PAN y PRI, están en proceso de descomposición por su incapacidad para entender nuevas realidades. Rehuir del pensamiento único y de la uniformidad es fundamental para que la democracia se desarrolle y aunque sea solo por eso vale la pena el esfuerzo.

Rehuir del pensamiento único y de la uniformidad es fundamental para que la democracia se desarrolle y aunque sea solo por eso vale la pena el esfuerzo

Hay dos formas de ser contrapeso. Una es simple y llanamente señalando las contradicciones del Gobierno en turno, que son muchas y serán cada vez más conforme avance el sexenio. Se trata sobre todo de no dejar solo al Presidente en el campo mediático y de las redes, hacerle sombra a una figura hoy por hoy omnipresente. La otra es construyendo una visión alternativa de país lo cual se ve francamente difícil si pretenden hacerlo solo con figuras políticas recicladas de diferentes partidos. Para decirlo en términos futboleros, la inclusión en el equipo de gente como Gabriel Quadri, Miguel Ángel Mancera, el gobernador de Michoacán Silvano Aureoles (PRD), los excandidatos a la jefatura de Gobierno Demetrio Sodi (PAN) y Purificación Carpinteyro (Panal), son el equivalente a la contratación del “Cepillo” Peralta en Chivas.

Si Futuro 21 o como se llegue a llamar no es capaz de conquistar y desarrollar cuadros jóvenes su futuro difícilmente estará más allá de la elección intermedia.

(diego.petersen@informador.com.mx)

Temas

Lee También