Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 24 de Septiembre 2018

Ideas

Ideas |

Diario de un snob

Por: El Duque De Tlaquepaque

Diario de un snob

Diario de un snob

• Los Tesoros de la Hispanic Society de Nueva York.
• De junio a septiembre en Palacio de Bellas Artes.

Esta columna especialmente va dedicada a un personaje único y generoso apasionado del arte por el arte: EUGENIO LÓPEZ ALONSO.

Y por más que presumamos de habitar una “metrópoli” esta ciudad cada vez más se asemeja a esos Centros inhóspitamente deshabitados de las ciudades texanas que nada tienen que ver con lo nuestro. De que nos sirve pongamos por ejemplo —un centro más limpio si a las 10 de la noche no hay quien lo disfrute. Envidia y de la buena el hecho de que en la siempre centralista —pero sucia y excitante Ciudad de México— sin que tengan creo al menos que celebrar el centenario de Museo alguno hay en cartelera la expo de NAHUI OLLIN, por lo bajo... y por lo alto no sino lo ALTÍSIMO la muestra LOS TESOROS DE LA SPANISH SOCIETY OF AMERICA en el Palacio de Bellas Artes de CDMX. Si bien muchos mexicanos no suelen asistir a galerías o a exposiciones —salvo por los drinks o los petit fours— menos deben conocer tan noble como importante Institución/Museo y gran centro de la cultura hispánica ubicada en Nueva York y, fundada y creada por un riquísimo norteamericano que sin deberlas o temerlas se enamoró de nuestra cultura en un viaje que de muy pequeño realizó a México con su familia y al parecer en una ciudad Texana al pasar a saludar a unos lejanos parientes el chico ARCHER HUNGTITGTON escucha por vez primera a un grupo de sirvientes hablar el español, nuestro maravilloso idioma; y que produjo un efecto mágico en el chico. Ya estando de vacaciones en México meses después cae embrujado y seducido por un país y un paisaje que en nada se parecían a Nueva York. Allí comienza su curiosidad por ver lo auténtico, lo diferente y más en tratándose de una cultura que tanto dio y que tan poco aprecian aun hoy en día los “americanos” ¿o no? Mr. TRUMP... Imposible reseñar todo lo que el joven, rico y distinguido heredero de una de las más sólidas fortunas del Siglo XIX tuvo que pasar y sobrellevar por intentar darle valor a lo que en verdad valía.

Así, contra viento y marea se logra hacer de tantas y tan buenas obras de arte y de una biblioteca tan espléndida como nutrida que crea esta HISPANIC SOCIETY, pero además con una gran diferencia sobre sus “pares” neoyorquinos que les entró la euforia de “mi museo”... para mi solito”. Al contrario este caballero dejo negocios y vida personal para dedicarse a la cultura que le abrió los ojos a un mundo maravilloso, siendo además mecenas, creó escuelas, conferencistas y abre la gran sede de la misma en 1909 con unas maravillosas piezas de SOROLLA y ZULOAGA como de algunos de los mejores GOYAS o VELÁSQUEZ. Este duque tuvo hace años la dicha de pasar a saludar al Director de la Institución cuando aún se encontraba en el upper west side neoyorquino, barrio ya venido a menos pero los edificios en un estilo entre neoclásico y fin de siecle muy señoriales. Me había citado un lunes cuando los museos del Mundo “mundial” (dicen los cursis) no abren... Y había una razón pues en mis años que llevo buscando asuntos tapatíos... sí, TAPATÍOS, no he cejado en volar de un continente a otro y de mi propio bolsillo. Así me mostró todo un día completo y parte de la noche las joyas de dicho gran MUSEO hoy ya en una nueva locación. Huummm, una maravillosa cómoda, vitrina de laca michoacana en estilo “chinoiserie”... pesadísimos blandones de plata del Siglo XVII... Tapicerías de la Real Fábrica... Cristal de la Granja, Talavera poblana y hasta de SAYULA, damascos, loza de Compañía de Indias con escudos Nobiliarios novohispanos, libros fabulosos, y pisando la enorme ALFOMBRA HERALDICA con el Escudo de MARÍA DE CASTILLA consorte de ALFONSO V de ARAGÓN... y como corolario las adustas o tiernas miradas de los GOYAS o de VELÁSQUEZ... y para mi mayor regocijo en una enorme cómoda frailera en infinidad de cajoncillos con maderas y concha nácar perfectamente dispuestos por país, Estado, provincia y ciudades, ¡más de 150 mil fotografías! tanto impresas como digitalizadas, de TODA la América Hispana y otra cantidad inusitada de monedas de un valor inestimable... Si la verdad no supera a la ficción pues no sé qué sabría añadir a lo que menciono que en suerte (y pese a los envidiosos que siguen sufriendo más que los envidiados) me obsequio algunas imágenes invaluables que conservo como joyas que son. Esto no acabo allí, pues como gran final me mostró de un armario especialísimo el fragmento de la túnica del PRÍNCIPE FELIPE DE CASTILLA. Esto es arte por amor al arte y no por vanidad ni por pretensión, gran señor de su tiempo y de los que no quedaron Mr. ARCHER HUNGTINTON. Si puede escápese a la sucia pero aún más animada Ciudad de México y cerciórese de esto que les cuento y que —repito— lo viví y vi el tesoro una fría mañana neoyorquina del 2003... ¡ya continuaremos!

Temas

Lee También

Comentarios