Domingo, 14 de Abril 2024

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Desde Washington presionan a Palacio

Por: Daniel Rodríguez

Desde Washington presionan a Palacio

Desde Washington presionan a Palacio

La propuesta no es nueva, ni es tema de campaña porque el asunto ya se trató desde hace mucho tiempo. Lo que el martes se divulgó y que alborotó el ambiente en Palacio Nacional, como es la “Iniciativa para Neutralizar al Cártel Nueva Generación” -a los grupos delincuenciales en general- por parte del Ejército norteamericano, es una añeja filosofía republicana en Washington. Bajo el argumento de calificar a los narcotraficantes como terroristas y actuar hasta en territorio mexicano para erradicarlos, fue lo que provocó el 9 de marzo del año pasado que el Presidente López Obrador levantara la voz desde la mañanera y advirtiera que México no es “un protectorado de Estados Unidos ni una colonia de Estados Unidos. México es un país libre, independiente, soberano. No recibimos órdenes de nadie”.

Esta semana vuelven a la carga los republicanos extremistas, que con “soluciones” extraordinarias y fuera de toda proporción -como es esta iniciativa- quieren resolver un problema grave de adicción que tienen en su territorio, sin importar la procedencia de las drogas. Tienen en sus manos un rompecabezas, empezando por la porosidad de sus fronteras y aduanas, donde penetra el veneno que aniquila a su sociedad. En ese sentido, debemos de darle la razón al inquilino de Palacio, “además de irresponsables -las propuestas de acción del ejército en territorio ajeno- es una ofensa al pueblo de México, una falta de respeto a nuestra soberanía”. 

Se entiende el estado de ánimo de muchos legisladores que están alterados por la violencia de los cárteles de la droga -que es un problema que le compete única y exclusivamente al gobierno de México- y el alarmante aumento de adicciones al fentanilo -que debe ser enfrentado por el país vecino-. Por supuesto que hay una responsabilidad compartida, sobre todo por la penetración de los cárteles en negocios ilícitos en ambos lados de la frontera, pero para ello se deben reforzar los programas de colaboración binacional.

Posiblemente los legisladores republicanos ven con poca esperanza -como sucede en muchos sectores en México- el método de López Obrador para combatir a los cárteles: menos confrontación armada y más orientado a tratar de resolver las causas sociales de la violencia. Dicho en otras palabras, “abrazos, no balazos”. Desde el 15 de noviembre de 2018, a unos días de tomar posesión, AMLO ya había advertido sobre política sobre la violencia, “no se puede apagar el fuego con el fuego. No se puede enfrentar el mal con el mal”. Sin embargo, ha habido más fuego y más mal con esa política pasiva. Ya no son solamente las voces de la sociedad mexicana que dicen ¡Basta! al baño de sangre y los más de 200 mil muertos que dejará este sexenio, además de los abusos de extorsión de los grupos delincuenciales en contra de poblaciones completas, sino también desde el exterior -como sucede con los legisladores en Washington- que denuncian y se alteran por las consecuencias que se tienen en parte por el irresponsable manejo al combate a la delincuencia que se orquesta desde las entrañas de Palacio Nacional.

¿Usted, qué opina?

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones