Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 24 de Abril 2019
Ideas |

*Depurar impurezas

Por: Jaime García Elías

*Depurar impurezas

*Depurar impurezas

Cuando se tomó la decisión de implantar el VAR en el futbol mexicano, se convino en que la medida no representaba ninguna garantía de que los errores arbitrales se desterraran y de que no hubiera más polémicas derivadas de las decisiones de los silbantes. Se convino en que, con el apoyo de la tecnología, pudieran revisarse muchas situaciones dudosas… aunque también se advirtió: posiblemente se reducirán los errores; pero los que se sigan cometiendo, ahora serán más notorios.

Las experiencias en otras ligas e incluso en el Mundial más reciente, sugerían que, al permitírseles revisar incidentes que a menudo son determinantes para el resultado de los partidos -penalties o expulsiones decretados u omitidos, goles invalidados o concedidos, principalmente- y ponderar las opiniones de los encargados de revisar esos lances, los árbitros se verían liberados de la presión de emitir sentencias irrevocables, de manera casi instantánea. Contarían con una herramienta que facilitaría notablemente su trabajo, y que antes era un arma de sus críticos…

*

En el entendido de que su rol en el deporte consiste en ser jueces de las pugnas entre los dioses de los estadios; de que lo que aten en la tierra atado quedaría en los cielos, aun siendo mortales, tan frágiles y erráticos como todos los demás, los silbantes tendrían ahora, mediante el uso de la tecnología, la posibilidad de reconsiderar decisiones e incluso de enmendar errores…

Se les permitía despejar las dudas que eventualmente surgieran en el momento de tomar una decisión trascendental. Se les daba la posibilidad no sólo de apoyarse en la tecnología, sino de escuchar y ponderar las opiniones de los encargados de revisar en los monitores los lances que por su propia naturaleza implicaran el riesgo de una apreciación inadecuada o de una interpretación errónea…

En último análisis, se trataba de incorporar al deporte, en beneficio de la justicia -de que con más frecuencia que de costumbre “gane el mejor”- la veracidad del proverbio: “Diez (o doce, o más) ojos, ven más que dos”.

*

El VAR, que por su misma naturaleza no es perfecto, está en vías de depurar las impurezas que aún tiene. El proceso llevará tiempo, pero conseguirá avances en la medida en que la revisión de las jugadas se vuelva sistemática… aunque las piedras que, desde la incorporación del recurso, se cuelan en la sopa, ahora son, por lo mismo, más grandes.

Temas

Lee También

Comentarios