Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 15 de Noviembre 2018
Ideas |

Déficit policial y presupuestal

Por: Jaime Barrera

jbarrera

jbarrera

No habrá estrategia de seguridad que funcione en Jalisco si no se abate primero el déficit de policías municipales y estatales, y se invierte para que la Entidad deje de estar en los últimos lugares del país en número de personal dedicado a la seguridad pública.

Estos rezagos en número de elementos policiales, que se suman a los que se tienen en número de ministerios públicos y jueces, tienen colapsados nuestro sistema policial y de justicia.

Esta condición es bien conocida por los grupos delincuenciales que han aprovechado esos vacíos para ampliar su actividad y afectar como nunca a un mayor número de ciudadanos. Saben que su apuesta tiene amplias posibilidades de ganar y muy remotas de perder, por los índices de impunidad casi absolutos en los que se mueven.

El incremento en el número de delitos, en especial el de homicidios que rompió récord en octubre pasado, es una prueba clara de cómo las autoridades van perdiendo esta batalla, de entrada, por estar en desventaja en número. La situación empeora, si pensamos en que entre las diezmadas filas policiales aparecen los que están coludidos con las mafias. Las pruebas de control y confianza que empezaron a aplicarse sistemáticamente desde hace una década están lejos de lograr la depuración de policías que se buscaba. Estamos pues ante el peor de los escenarios.

En el último Censo de Administraciones Públicas Estatales, Jalisco es el peor Estado en la tasa de personal destinado a funciones de Seguridad Pública. Tiene 37 por cada 100 mil habitantes, mientras que Nuevo León tiene 114 o la Ciudad de México 976. En policías municipales y estatales la cosa es igual de grave. Tenemos 0.7 policías por cada 1000 habitantes, cuando el estándar mínimo nacional de la Segob dicta 1.8, o peor, si atendemos el estándar de la ONU que es de 2.8.

¿Qué han empezado a hacer para revertir esta situación los alcaldes entrantes y reelectos que ya cumplieron su primer mes de administración? ¿Qué tan clara y definida está la estrategia de seguridad del Gobierno alfarista que inicia gestión el próximo 6 de diciembre?

Esta falta de policías en las calles del Área Metropolitana de Guadalajara y en los municipios del interior del Estado, así como la falta de Ministerios Públicos que investiguen los delitos, y de jueces que resuelvan los casos, debe ser un elemento esencial en el debate que esta semana se abre en el Congreso por el presupuesto para el próximo año y el nuevo diseño institucional de la Fiscalía y de la Secretaría de Seguridad que se reconstituirá, tras el fracaso que significó su fusión en la Súper Fiscalía de este sexenio.

Ante estas carencias, es crucial también que autoridades municipales y del Estado trabajen en una verdadera coordinación con el Gobierno federal que encabezará Andrés Manuel López Obrador. Se debe gestionar una mejor y más amplia operación de la PGR y de los mandos castrenses en Jalisco, que ayuden en la cobertura hoy a todas luces insuficientes de los cuerpos policiales locales.

Sin esa mejora en la cobertura, los delincuentes seguirán victimizando y corrompiendo sin freno.

Temas

Lee También

Comentarios