Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 18 de Octubre 2018
Ideas |

Daniela, Samanta y Tábata Dueñas Díaz

Por: Maya Navarro de Lemus

Daniela, Samanta y Tábata Dueñas Díaz

Daniela, Samanta y Tábata Dueñas Díaz

“El Gran Escritor”, editorial Artesanal, surge en 2014 a la par del proyecto “El Pequeño Gran Escritor”. -“Nos definimos como un grupo de adultos que se rehúsan a crecer. Nos aferramos a la imaginación desde nuestra infancia y no la hemos soltado. En nuestras filas hay desde actores, directores de cine, guionistas, animadores, publicistas, escritores, fotógrafos, sonidistas, cuentacuentos, arma líos, revienta aburrimientos, cantantes de regadera, bailarines de escalera, moneros, grafiteros, garabateros, trapecistas del volante, astronautas del colchón, cazadores de ideas, arquitectos de sueños y uno que otro letrado…”

De este fascinante proyecto, su director editorial es Gavo Casillas y Teresa Sánchez Vilchis, e ilustrado por Yazz Casillas. El trio, Dueñas Díaz, nos narran su experiencia en estas convocatorias:

DANIELA; “La Niña Maravilla”: “La primera convocatoria fue para niños de 5 a 13 años, y en el  2015, participamos mil 700, siendo seleccionados 50 finalistas, depurando a quedar 12 y finalizando sólo tres ganadores, que fuimos acreedores a la Mención Honorífica, diploma y un curso gratis de escritura. Yo participé con un cuento que escribí cuando estaba en 5° año y tenía 11 años, titulado, ‘Las aventuras del Pirata/ Capitán Confort El Comefort (y otros detalles)’. Abrirán otra convocatoria, ‘El Pequeño Joven Escritor’, edades de 14 a 17 años, donde espero participar nuevamente. Recibir tu Mención Honorífica, ver tu cuento publicado y recibir estas distinciones en el marco de la FIL, es muy motivante. Mi cuento no se ilustró por extenso, yo introduzco mucho detalle y sin decir fechas ubico al lector en la época de mi relato, como acontece con el cuento ganador ubicado en el siglo XVIII. Siendo fanática de los detalles, me acarrea problemas, porque toda acción tiene una reacción, y mis escritos no parecen cuentos, es mi forma de expresarme, haciendo que cada libro sea diferente. Opino que no debe compararse un escritor con otro, cada uno tiene la manera de llevarte a ese mundo, a ese momento de desconectarte del todo, y cada escritor con su estilo te lleva a donde quiera él que estés. Es una perspectiva de cada quien. Uno de los consejos cuando escribimos cuentos, nos dicen que cuando tienes tu estructura bien, tienes que transformarlo en un esqueleto, quitarle los nexos, detalles que no son relevantes, un cuento es una esencia del todo. En una novela se pueden incluir más detalles, investigar a fondo un personaje, el cuento tiene que ser rápido y que impacte. Como todo lo que se ejerce, he tenido mis dudas, hubo un momento en que sentía había sido suerte y me decían: ‘como de mil 700 quedaste en Mención’”.

SAMANTA; “Super Wolf”: “Dani cuando leía se emocionaba mucho y me motivó a leer, me inicié leyendo, ‘Dorothy tiene que morir’, la trilogía, ‘Canciones para Pablo’, y  a dúo escribimos: ‘Anacleto Mocletes’,  ganamos la Mención Honorífica en el 2016, en la misma convocatoria, ‘El Pequeño Gran Escritor’. E individualmente envié el cuento, ‘¿Pelos?’, conquistando otra Mención Honorífica en el mismo año y fue muy emotivo recibir mi distinción en la Feria Internacional del Libro”.

TÁBATA: “Tengo 9 años y empecé a leer viendo a mis hermanas concursar, yo también tuve ganas y mi papá me preguntó si quería escribir un cuento, le dije que sí y redacté, ‘Los dedos locos de la tía Brenda’, que ya mandé al concurso, sólo espero noticias. Estoy leyendo ‘Natasha’, es una recopilación de cuentos y no trata un tema específico, voy a librerías y en Gandhi elegí éste”.

Cuando entrevistaba a estas hermanitas, alumnas del colegio Febres Cordero, resalta la armonía familiar, cómo el padre todas las noches les leía cuentos fomentándoles el gusto por la lectura, y su madre es arquitecta con Maestría, las tres hablan de sus padres con amor y admiración. Tienen un léxico muy fino y profuso para expresarse. En estos tiempos en que la lectura no es prioritaria, leen y no descuidan sus estudios, se distinguen por ser de las mejores alumnas. Daniela, la hermana mayor, es el eje, Samanta y Tábata elogian la inspiración y facilidad que tiene para de un objeto común, construir una fábula. 

Mención especial para este proyecto, “El Pequeño Gran Escritor”, y a estas tres pequeñas escritoras en ciernes, ejemplo a seguir en esta ciudad.
 

Temas

Lee También

Comentarios