Lunes, 27 de Septiembre 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Cuomo se quedó solo y contra la pared

Por: Daniel Rodríguez

Cuomo se quedó solo y contra la pared

Cuomo se quedó solo y contra la pared

Una de las costumbres más típicas de los italianos, es la forma de saludarse; primero con las manos y después dos besos en la mejilla de la otra persona -aunque sin rozarla con los labios-. Este ritual se sigue con familiares, amigos y hasta personas que se acaban de conocer. Esas muestras de afecto, supuestamente acompañadas por malas intenciones y excesos en la manera de abordar a algunas mujeres, tienen contra la pared al gobernador de Nueva York de origen italiano Andrew Cuomo quien fue acusado formalmente de acoso sexual.

Fueron once mujeres, nueve de ellas empleadas y ex empleadas de su oficina quienes lo denunciaron por palabras y gestos inapropiados, de lo que Cuomo rechazó y dijo que ‘nunca he tocado a nadie inapropiadamente”.

Lo grave para Cuomo, es que empezando con el presidente Joe Bien, la presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi y la mayoría de los demócratas en el Congreso han pedido o están de acuerdo en que renuncie al  cargo ante la gravedad de las acusaciones. Dicho en otras palabras, se quedó solo.

El año pasado cuando apareció la pandemia y Donald Trump ignoró las primeras advertencias, Andrew Cuomo tomó la iniciativa y en su estado implementó medidas preventivas y llamo la atencion al aparecer todas las mañanas dando pormenores de la situación y sirviendo de ejemplo para el resto del país. Sus niveles de aprobación son elevados; por ejemplo, en el manejo de la crisis de salud es del 87 por ciento, de su trabajo en general es del 63 por ciento y del 71 por ciento en el aspecto personal de acuerdo con una encuesta del Siena College.

Cuomo, quien desde el 2011 es gobernador de Nueva York y quien tiene planes de buscar un cuarto periodo el año próximo, es un hombre con amplia experiencia en posiciones de alto nivel en el servicio público. Fue fiscal general del estado de Nueva York y secretario de Vivienda y Desarrollo Urbano durante la administración del presidente Clinton.

En agosto del 2018, en los primeros meses de su administración y cuando aumentaban los cuestionamientos al trabajo de Donald Trump, Cuomo incrementó su popularidad al oponerse a algunas políticas de la Casa Blanca y el ex mandatario lo reto a que se postulara a la presidencia en la siguiente elección para demostrarle “quien es quien”. Sin embargo, Cuomo hizo oídos sordos en aquel entonces y solo habló sobre el tema de la presidencia públicamente cuando su hermano Chris Cuomo -conductor de la cadena de noticias CNN- lo entrevistó y en donde le dijo que “no, sería un error”, sin dar más explicaciones. Sin embargo, fue de los frecuentemente mencionados para acompañar a Biden en la vicepresidencia. Y el año pasado, durante la pandemia, la seriedad con la que Cuomo asumió su responsabilidad aumentó su visibilidad contrastando mucho con los desordenados y poco fundamentados mensajes de Trump.

Los ojos de muchos demócratas se dirigieron a Cuomo -quienes dijeron pudieran convencerlo a sopesar la posibilidad de una candidatura- y muchos analistas lo señalan como ‘una buena carta’ del partido para ser considerado para las elecciones del 2024. Y aunque él repetidamente ha dicho que no está en su proyecto político buscar llegar a la oficina Oval, hoy, aunque quisiera, por sus costumbres italianas, manos largas y dedos curiosos parece que ha enterrado esa -según él-, no deseada posibilidad. ¿Usted, qué opina?

daniel.rodriguez@dbhub.net

Temas

Lee También