Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 21 de Mayo 2019
Ideas |

Crisis constitucional

Por: Sergio Aguirre

Crisis constitucional

Crisis constitucional

“El Derecho tiene como fin la justicia. La justicia fuera del derecho es arbitrariedad”

Siempre el poder ha tendido contrapoderes. Si nos vamos a la historia, siempre hay algo que se llama derecho, prensa libre y sociedad. Y al final se acaba imponiendo la libertad. La hispanidad y México en particular somos herederos y creadores de esa tradición, no los gringos. La noción de tener derechos es propia del ser humano y creación de nuestra historia, asimilada hasta los huesos por toda la población mexicana. Y somos un país humanista. Como ya sabemos eso, la Constitución, su esencia es libertaria al limitar al poder. Todas las reglas parten de limitar al gobierno. Si no, no puede haber política. El entendido de la política también entiende esos parámetros. Siempre hay límites imprecisos entre una y otra. Pero algo si ya está fuera de discusión es la mezcla entre el Derecho y la política. Uno es lo que ves y el otro el revés. Pero además está la economía que juega en sus percepciones. Y los números no mienten.

Los memorandos en la administración pública se utilizan como atentas notas y otros, donde se describe en un máximo de seis párrafos el asunto a tratar con el superior jerárquico y a veces, de él al que le sigue, con una orden escrita. Una orden escrita de un superior, la mayoría son verbales, regularmente va fundada y motivada y con las acciones a tomar respecto de determinado asunto. Las atentas notas quedan registradas en los archivos. Todos los burócratas por lo menos ahora en papel están vigilados. Hay quienes tienen encima hasta 7 revisadores.

Quería decir que ningún presidente mexicano se había atrevido a hacer algo así. Pero reflexionado hasta ningún Virrey ni Tlatoani. Ordenar además en público violentar el pacto político, que es hoy la Constitución y sus leyes secundarias es indecible. Eso no corresponde a un Presidente de México, en que él manda. Un país destinado a recuperar su grandeza. A su pesar.

¿Tengo más preguntas que respuestas. ¿Qué piensan los últimos garantes de nuestra soberanía, los militares? ¿La justicia y el derecho ya son excluyentes por decreto? ¿Ya todos somos “libres” de hacer lo que nos pega la gana si alegamos justicia? La Ley además de regular los habitantes, regula a los funcionarios públicos. Y lo hace doble en la Constitución. La Constitución le amarra las manos a los funcionarios.

Es burdo cantinflear. Que si el super memo es político y no jurídico. Es una orden. Y de violentar todo lo que ha hecho posible la llegada de López Obrador al poder. La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Nunca el orden jurídico le ha rebatido su Presidencia. ¿Quiere destruirlo? ¿Qué oculta? ¿Destruir su propio poder? ¿Para qué? ¿Hizo trampa? Todo estará en los archivos. A menos de que los queme.

Hay quienes dicen que ya se fue el avión. Yo no comparto esas apreciaciones. El poder siempre enloquece. El reto planteado no es tan fácil como una descalificación. El mal gobierno es deliberado. Nunca en la historia constitucional nos habían hecho ese reto.

A los abogados y escribidores.

Temas

Comentarios