Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 17 de Noviembre 2018

Ideas

Ideas |

Conacyt y las Villas

Por: Diego Petersen

Conacyt y las Villas

Conacyt y las Villas

Aprovechando el afán desconcentrador del Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, el alcalde reelecto de Zapopan, Pablo Lemus, lanzó al aire la idea de que el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) salga de la Ciudad de México y se venga a las aún deshabitadas Villas Panamericanas tratando con ello de matar dos pájaros de un tiro: resolver el asunto del elefante blanco con un leve empujón de la Presidencia de la República y atraer a Jalisco una instancia federal que le dé valor a la economía jalisciense.

Lo primero que hay que decir es que la idea no es nueva ni original del alcalde de Zapopan. Hace un par de años se trató de que Conacyt ocupara las Villas. En aquel momento se hablaba de traer una parte de la administración, no toda, y varios laboratorios nacionales. Esto es, lo que se buscaba era que llegara a Guadalajara menos burocracia y más investigación. Los llamados laboratorios nacionales son interinstitucionales para que en lugar de que cada universidad o centro de investigación tenga un laboratorio de medio pelo se junten varios y tengan uno de primer nivel Por poner un ejemplo, en ese momento de hablaba de traer a las Villas un laboratorio de resistencia de materiales donde iban a coincidir investigadores de la UNAM y el Politécnico Nacional, entre otros.

El problema de las Villas hay que resolverlo con Conacyt o sin él, con el Gobierno federal o sin él

Lo que conocemos, que es poco o nada, del plan desconcentrador de López Obrador es que busca sacar a las burocracias de la Ciudad de México para que el Gobierno federal tenga presencia en todo el país y no solo del Zócalo a Cuautitlán. Esto es, lo que se mudaría a los estados sería burocracia, no talento. Lo que tiene que pelear Jalisco no son trabajadores administrativos, esos tenemos de sobra, y para el caso da exactamente igual que se venga Ganadería, Conacyt o Cultura.

En cualquier caso, lo más complejo sigue siendo que los tapatíos nos pongamos de acuerdo en qué queremos. Siete años después de los juegos Panamericanos las Villas siguen ahí, con pleito entre el Gobierno y el inversionista, con permisos a medias y una bola de oportunistas de esos que solo crean problemas para después vender soluciones. El problema de las Villas hay que resolverlo con Conacyt o sin él, con el Gobierno federal o sin él. Si hay consenso en que el destino debe ser actividades de baja densidad, construyamos acuerdos sobre eso. El capital político es para gastarlo en decisiones que valen la pena, no para guardarlo debajo del colchón en espera de la próxima elección. El momento de la decisión, para Zapopan y para el Gobierno del Estado es ahora.

(diego.petersen@informador.com.mx)

Temas

Lee También

Comentarios