Viernes, 14 de Junio 2024

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Cascanueces

Por: Argelia García F.

Cascanueces

Cascanueces

Se dice que los artistas vivimos en otro mundo y yo creo que es verdad. Transitamos temporada a temporada entre universos fantásticos, personajes y emociones, nos probamos vestuarios que enmarcan otros tiempos, otras latitudes, otros intereses.

Entramos y salimos de escena jurando que somos otros y sí, al final de cada temporada somos otros, somos distintos, el escenario nos cambia la vida. Apenas se escucha la tercera llamada se dejan de lado todos los asuntos personales y el mundo se paraliza para solo ser por instantes eso que obsesivamente perseguimos a diario en un estudio.

Diciembre a diciembre en casa de la familia Stahlbaum, en plena fiesta de Navidad, Clara recibe de parte de su místico padrino un Cascanueces. Son ellos mismos quienes nos involucran y transportan a un mundo tierno y dulce en el que una hada de azúcar cobra vida haciendo que otro mundo sea posible. “El Cascanueces” que se estrenó el 7 de diciembre de 1892 en el Teatro Mariinsky de San Petersburgo es la obra dancística más representada. El sueño de Clara no es muy distinto al mío, me gustan las fiestas de navidad en las que la esperanza es la protagonista y creo que en una sola noche -o en una sola vida- todos tenemos un lugar y pasamos de ser soldados a ratas a españoles, rusos, niños, padres o hadas. No importa donde se produzca, conforme va pasando la carrera de los bailarines, todos somos todo, todos bailamos de todos.

Año con año “El Cascanueces” es el punto de partida para los festejos de fin de temporada, y aquí estamos, un año después de la interrupción absoluta de los escenarios para volverlo a presentar y volver a conmovernos juntos. El mensaje de Dumas a partir de E.T.A. Hoffman es actual, es moderno y pretende llevarnos de la mano a un mundo de fantasía no solo a los artistas sino también a los asistentes.

Soñamos con presentes y futuros distintos, repensamos situaciones probables e improbables. Sopesamos la realidad desde lugares casi fantásticos para poder librar lo que sucede en la vida cotidiana. Nos refugiamos en sueños de otros y propios pero desde ahí buscamos no dejar de hacerlo, de soñar con un mejor mañana.

Toi, toi, toi, a todos mis colegas.

Tapatío

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones