Viernes, 07 de Agosto 2020
Ideas |

Buscando una referencia identitaria

Por: Cesáreo Escobedo

Buscando una referencia identitaria

Buscando una referencia identitaria

Sigmund Freud, una de las mayores figuras intelectuales del siglo XX, escribió en 1915 un libro titulado De Guerra y de Muerte. Esto, partiendo de los acontecimientos que estaban ocurriendo a la luz de la Primera Guerra Mundial. Ante un panorama sin precedentes y de una gran incertidumbre, se enfocó en establecer la intrínseca relación entre la guerra, la violencia y la muerte. En sus poderosas reflexiones podemos encontrar en nuestra compleja actualidad esa incertidumbre. Veamos.

Freud partió de la premisa de que la guerra es la expresión más radical y exacerbada de la violencia. Señaló que uno de los propósitos fundamentales de cada Estado es instaurar una referencia identitaria exitosa dentro de su territorio. Para poder hacer esto de una manera atinada, el Estado debe enfocarse en velar en todo momento por la seguridad y el bienestar de todos sus habitantes. El fracaso de un Estado al momento de establecer una referencia identitaria podría conllevar ciertas adversidades. Esto, debido a que sin una referencia identitaria todo el aprendizaje se basaría por completo en la imitación. Lo anterior significa que lo que aprenderemos en un momento específico con retos sin precedentes partirán de la imitación de otros Estados. Asimismo, el fracaso de establecer una referencia identitaria conlleva al desorden y desequilibrio dentro de una sociedad.

Hoy, ante los retos sin precedentes a los que nos enfrentamos en materia de seguridad y salud, es obligación del Estado mexicano enaltecer y hacer valer nuestros derechos fundamentales. Grandes retos ameritan grandes decisiones y una mayor diligencia en el cumplimiento de actividades. Lo preocupante es que, desde mi perspectiva, actualmente nuestro Gobierno está teniendo una serie de complicaciones en salvaguardar tanto el bienestar como la seguridad de la población. Esto podría originar más patrones de imitación a nivel internacional que no vayan de la mano con nuestra realidad o no presenten el mejor encaje para lidiar con ciertos problemas. Es por esto que el siguiente paso y gran parte de la responsabilidad la tenemos como ciudadanos.

Es imperioso que como ciudadanos nos demos a la tarea de establecer vínculos de unión y empatía. Para este tiempo ya tuvimos que habernos dado cuenta que cosecharemos lo que nuestras conciencias siembren a nivel individual y a su vez, a nivel colectivo. El vivir en épocas de incertidumbre implica una mayor responsabilidad de cada uno que van desde nuestros pensamientos hasta nuestras acciones. No dejemos de observar nuestra realidad social y política, pues únicamente de esta manera podremos brindar respuestas a nuestras necesidades. Si pretendemos imponer el derecho y bienestar sobre la negligencia y las adversidades debemos hacer un esfuerzo colectivo por enaltecer la prudencia y la unión.
 

Temas

Lee También