Martes, 07 de Febrero 2023

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Basta de manoseo al campeón para la Serie del Caribe

Por: Salvador Cosío Gaona

Basta de manoseo al campeón para la Serie del Caribe

Basta de manoseo al campeón para la Serie del Caribe

Tras observar el desempeño del representativo mexicano en la más reciente edición de la Serie del Caribe efectuada del 28 de enero al 3 de febrero en Santo Domingo, República Dominicana, es clara la urgencia de que termine la impropia práctica de manoseo en la integración del roster del equipo que nos representa, y se impida que la labor de armado del equipo se realice por imposición de la alta burocracia de la Liga Mexicana del Pacífico. Asimismo, es propicio exigir se respete lo que soliciten directiva y cuerpo técnico del equipo campeón en cuanto a refuerzos, de manera que sea sólo a consecuencia del análisis directo que se cubran un número mínimo de espacios y en las posiciones que estrictamente se requiera para enfrentar la competencia beisbolera por equipos más importante en Latinoamérica.

Para abundar sobre este asunto, se debe observar que las naciones que integran la Confederación de Beisbol Profesional del Caribe (CBPC), que son México, República Dominicana, Venezuela, y Puerto Rico, así como los diversos países que se invita para mayor atractivo del torneo en cada ocasión, deben concurrir con los equipos que resultan campeones de su respectiva Liga beisbolera de invierno.

No se trata de un torneo al que acuden seleccionados con peloteros nacionales de cada país sino que son los equipos campeones y tienen algunos peloteros de diversa nacionalidad, de hecho, hay que recordar que hasta no hace mucho el uniforme que portaban los conjuntos participantes era el distintivo de su franquicia; y ahora eso se ha dejado a un lado para lucir un nuevo uniforme del país, y en el caso de México, apenas con un diminuto parche con el logotipo identificador de Charros de Jalisco, el más reciente equipo campeón.

Y la forma es fondo porque no quedan claros los criterios por medio de los cuáles se gestiona la petición de mánager o gerente deportivo del equipo campeón a su directiva, para solicitar a la Liga que simplemente ayude a propiciar contratarse sólo a algunos peloteros que estando en forma y ritmo sean útiles para cubrir específicamente las necesidades de reforzamiento. El ejemplo es en esta ocasión con Charros de Jalisco, pues fue demasiado evidente que lo único que debía reforzar era el pitcheo abridor  al contarse sólo con dos abridores (Bernardino y Solano) tras la ausencia de Orlando Lara, así como apuntalar en el bullpen a Alex Tovalín, Alemao Hernández, Irwin Delgado, Jared Wilson y Roberto Osuna, siendo en la práctica útiles algunos lanzadores de refuerzo como Wilmer Ríos, Nick Struck, Daniel Duarte, Samuel Zazueta y Enrique Burgos, más siendo evidente que algunos otros no eran los ideales o estaban fuera de ritmo y hubiera sido mejor  estionar otros más idóneos y en plena forma provenientes del subcampeón Tomateros como Oliver Perez, Alberto Baldonado, Anthony Vázquez, Derrick Loop, por citar a algunos.

En la más reciente edición, el equipo de México estuvo integrado por 17 peloteros de Charros y 15 refuerzos, siendo que el subcampeón Dominicana solo reforzó el staff de pitcheo y llevó dos fabulosos refuerzos de cuadro entre ellos el estelar Robinson Canó, en tanto el campeón Caimanes de Barranquilla mantuvo su base de 26 peloteros y solo convocó seis refuerzos, lo que en ambos casos mostró fue lo ideal para que esos conjuntos fueran los mejores en su desempeño por encima de México, derrotado en la Semifinal.

Si bien puede señalarse como aceptable el desempeño de México que logró llegar a Semifinales perdiendo tras pelear férreamente con el trabuco dominicano, resulta imperativo propiciar el mejor resultado, como lo hacen organizaciones beisboleras de otros países, es decir, respetando absolutamente al campeón, sin desfigurársele como ocurre en el caso de México ya que a criterio esbozado por muchos, Charros pudo haber logrado llegar a la Final y quizá lograr la ansiada décima corona si hubieren jugado con su equipo, embalado, sólo reforzado en el pitcheo y algunas cuantas incrustaciones como soporte supliendo a peloteros con menor perfil, más no como ocurrió, que en la mayoría de cotejos participaron más refuerzos que peloteros del campeón haciendo a un lado a los pilares que lograron el título y tenían pleno ritmo y conjunción.

bambinazos61@gmail.com

@salvadorcosio1

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones