Lunes, 18 de Enero 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Antimonumenta

Por: Jaime Barrera

Antimonumenta

Antimonumenta

No con un antimonumento, sino con una antimonumenta con la forma del símbolo femenino, formado por un círculo y una cruz invertida en su base de más de tres metros de altura, es como irrumpió ayer en la Plaza de Armas nuevamente el clamor feminista para expresar un ya basta a la escalada de feminicidios, la expresión más extrema de la violencia contra las mujeres, pero también contra todas las otras agresiones de género, que quedan impunes en casi el 90 por ciento en Jalisco. 

“Ni perdón ni olvido”, “Memoria, Verdad y Justicia” y “Ni Una Menos” fueron las leyendas que se tatuaron en la antimonumenta levantada por las integrantes de la Red YoVoy8deMarzo y familiares de víctimas de feminicidios frente al Palacio de Gobierno, como parte de la primera jornada de actividades y protestas en el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer y “para recordar la afrenta, la injusticia y la deuda pendiente para con las niñas y las mujeres del Estado”.

Los 230 asesinatos de mujeres en lo que va del año en Jalisco y el crecimiento de la violencia intrafamiliar que se ha registrado por las medidas de confinamiento en los ocho meses que va de la pandemia, pareció empujar con mayor potencia los reclamos a las autoridades de los tres niveles de gobierno para que atendieran la agenda feminista y en especial la prevención de la violencia de género que ya se había expresado con un inédito vigor en las marchas del 8 de marzo por el Día Internacional de la Mujer y el Paro Nacional del día siguiente en el que se ausentaron en protesta por el alto número de feminicidios y las condiciones de inequidad que siguen padeciendo las mujeres en todos los ámbitos.

Como lo consigné aquí en su momento, la emergencia sanitaria “cayó como anillo al dedo” al gobierno federal y estatal para voltear a otra parte y no aplicarse para empatizar con sus demandas, mostrando una negligente insensibilidad para responder ante los justificados y crecientes reclamos de los colectivos feministas que habían detonado desde principios de año por una ola de crueles feminicidios y otros episodios de violencia contra las mujeres, que lejos de disminuir, han aumentado, como lo apuntaba arriba, con la pandemia del coronavirus.

Esperemos que esta vez las autoridades muestren mayor apertura y cercanía para ajustar estrategias que combatan de verdad este lastre que hace que las mujeres sufran al doble la crisis de inseguridad que se padece en Jalisco y en México

La llegada de Paola Lazo a la Secretaría de Igualdad Sustantiva Entre Mujeres y Hombres del gobierno estatal, está lejos de cumplir con acciones para impulsar los ajustes institucionales para que instrumentos como las alertas de género y las órdenes de protección funcionen, o de cumplir la expectativa de creación de una Fiscalía Especializada en Delitos de Violencia contra las Mujeres, ante las corruptelas de ministerios públicos, jueces y magistrados que luego se prestan a liberar a agresores sexuales y feminicidas. 

Por ahí puede venir una respuesta distinta a estas justificadas exigencias, que de entrada debe manifestarse con el compromiso del Ayuntamiento de Guadalajara de vigilar la antimonumenta como lo piden las impulsoras de este símbolo, como recordatorio permanente de que esta agenda debe ser prioritaria y que no puede esperar más.

jbarrerar@gmail.com
 

Temas

Lee También