Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 20 de Agosto 2018

Ideas

Ideas |

Análisis y sanción en aquelarre de Liga del Pacífico

Por: Salvador Cosío Gaona

Análisis y sanción en aquelarre de Liga del Pacífico

Análisis y sanción en aquelarre de Liga del Pacífico

Tema fundamental en la reciente “reunión informal” de los directivos de equipos de Liga Mexicana del Pacífico (LMP), efectuada hace días en Hermosillo, Sonora, fue el fracaso deportivo de México en la sexagésima edición de la Serie del Caribe que se efectuó del 2 al 8 de febrero pasado en el estadio de beisbol casa de los Charros de Jalisco.

Ojalá que los jerarcas del beisbol invernal mexicano hayan efectuado necesaria reflexión y análisis para procurar evitar vuelvan a suscitarse frutos tan amargos como los cosechados en lo deportivo por México en la más reciente edición del más importante serial beisbolero a nivel profesional de Latinoamérica, debiendo quedarles claro que el grupo de peloteros que formaron el roster de México, así como el mánager Román Benjamín Gil Aguilar y el cuerpo técnico de apoyo que le acompañó, sólo portaron la franela mexicana, ya que resulta indudable que no hubo defensa de ella y el fracaso lo demuestra.

Ojalá las jornadas de reflexión entre los dirigentes de los ocho equipos que conforman la LMP y su presidente, Omar Canizales Soto, haya sido útil para que se dirimieren los diversos señalamientos cruzados entre lo aseverado por el mánager Benjamín Gil, y lo manifestado por Canizales, ya que como se ha señalado ya antes, el tan polémico timonel de la tropa culichi asegura que prácticamente no tuvo oportunidad de intervenir en el armado del roster del conjunto designado para ser el representativo de México en el certamen, ya que asevera que se lo impusieron desde la presidencia de la LMP, en tanto el principal ejecutivo al cargo de la Liga asegura que el equipo se conformó en su mayor parte en base a lo determinado por el tal Gil y la presión que al respecto hiciera para complacer los caprichos del piloto y la directiva de Tomateros de Culiacán encabezada por el empresario sinaloense Héctor Ley, imperando así las designaciones y omisiones para integrar el listado de nominados en base a las filias y fobias del mánager y los dirigentes de la organización culichi.

Mas sin saberse aun lo que se analizó y si algún acuerdo hubo en relación con el fracaso deportivo de México en la sexagésima edición Serie del Caribe efectuada en Zapopan —que contrasta con la exitosa organización y desarrollo del evento en general—, así como de posibles ajustes a sistema y esquema para la conformación futura del seleccionado mexicano que deba enfrentar las próximas ediciones del máximo serial beisbolero de América Latina —cuya siguiente edición podría realizarse en Barquisimeto, Venezuela, si las condiciones socioeconómicas y sociopolíticas que imperen en esa nación lo permiten—, los jerarcas de las organizaciones beisboleras que integran la LMP sí analizaron la conducta mostrada por Román Benjamín Gil Aguilar, el aún mánager de los Tomateros de Culiacán, quien habiendo sido protagonista de una lesiva y por demás inmoral actitud y conducta al terminar la campaña 2014-2015 ofendiendo al equipo y afición de los Charros de Jalisco al proferir vulgaridades agresivas mofándose tras haber obtenido la corona en esa temporada, volvió a hacerlo en enero al concluir la más reciente campaña 2017-2018 habiéndose burlado en forma soez y nuevamente vulgar, ahora de los directivos, peloteros y cuerpo técnico de los Mayos de Navojoa, así como de la afición que sigue y apoya a ese equipo, además de por consecuencia ofender a la afición en general y lesionar al beisbol mexicano.

Fue así como seguramente a consecuencia del revuelo causado por las actitudes antideportivas del polémico Benjamín Gil, además del fracaso deportivo del equipo mexicano en la reciente edición del serial caribeño, del que mucha culpa tuvo y se le endilga al mánager de Tomateros tanto por el inadecuado armado del equipo como por la ineficaz conducción que del pelotón hizo durante el torneo, los dirigentes de los equipos de la LMP tuvieron que actuar y aunque aún considerándose como tibieza, promovieron que la directiva de la Liga a cargo de Canizales Soto hiciera un pronunciamiento acompañado de una pequeña sanción pecuniaria, en relación con las conductas impropias perpetradas por Gil Aguilar, a quien se le impuso una multa de 100 mil pesos por haber hecho las famosas señas obscenas ante miles de personas y representantes de los medios informativos durante el festejo por la obtención del campeonato ocurrido en las calles de Culiacán.

Acorde a lo informado oficialmente por el presidente de la LMP, Omar Canizales, el tijuanense Gil Aguilar violó el Artículo 36 del Reglamento de Trabajo, el que dicta debe imperar en todo momento el respeto y la disciplina y además de la multa apercibe al sancionado de que en caso de incurrir en otra falta podría ser expulsado definitivamente de la Liga.

Aun cuando resultó en una pírrica sanción económica pues existe el comentario profuso de aficionados a través de las redes sociales en el sentido que la multa debió ser de al menos cuatro tantos más y haber estado aparejada de severa y ejemplar suspensión de actividades en al menos 30 cotejos como timonel a iniciar a cumplirse en la próxima campaña 2018-2019, el castigo deja un precedente  y debe ser aprovechado por los directivos de los distintos clubes de beisbol invernal a efecto de establecer medidas de control que eviten se puedan llegar a repetir y proliferar actitudes como las realizadas por Benjamín Gil, a quien en general se le reconoce su capacidad como mánager, mas se le reprueba fuertemente por su conducta inmoral, siendo claro que ello le resta todo valor profesional al atentar contra la dignidad y limpieza del Rey de los Deportes.

@salvadorcosio1
bambinazos61@gmail.com

Temas

Lee También

Comentarios