Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 12 de Diciembre 2018
Ideas |

Amlove y Amscare: Amor y miedo por López Obrador

Por: Luis Miguel González

Amlove y Amscare: Amor y miedo por López Obrador

Amlove y Amscare: Amor y miedo por López Obrador

Son dos sentimientos. Amor y miedo. Amlove y Amscare, los llama un reporte que Citigroup liberó esta semana. La cancelación del aeropuerto, las consultas, la caída brutal de la Bolsa mexicana y del peso son una oportunidad para que los analistas, los inversionistas y la sociedad revelen sus esperanzas y temores hacia el Presidente tabasqueño que lleva cinco meses en la caja de bateo.

Amlove es la etiqueta que agrupa a los optimistas. Ellos creen que en el próximo sexenio predominará el pragmatismo de AMLO, pero también las fortalezas de México frente a sus debilidades.

A Amscare le falta una I al principio y una d al final para decir: I am scared, literalmente: Yo estoy asustado. En este bloque, se encuentran los que piensan que todo lo ocurrido desde la consulta aeroportuaria es el aviso de la debacle que viene. Es el temor frente a lo que ha anunciado AMLO y la forma en que está operando su maquinaria. Quien dice Amscare está en mood fatalista. Piensa que no habrá contrapesos contra los excesos y errores.

Es muy pronto para decidir quién tiene razón. Lo que hemos visto son apenas los créditos de la película que viene. Hay gestos que anuncian el estilo personal de gobernar: controlador y desconfiado; conocedor de la lógica política pero indiferente de los mecanismos que mueven a los mercados. Apóstol de una versión de la austeridad que produce titulares pero está peleada con la eficiencia. Perderá tiempo en aeropuertos y dejará ir talento humano por establecer un tabulador que es un insulto a la lógica del mercado laboral.

Optimismo vs. pesimismo. El próximo Presidente se mantiene sólido en las encuestas de popularidad, pero prende alertas en los mercados. El índice de confianza de los consumidores registra niveles máximos de dos décadas, mientras que el índice de volatilidad se encuentra en una situación que recuerda el momento en el que Donald Trump nos tiró el tablero a fines del 2016.

¿Optimismo o pesimismo? Lo que hemos visto no basta para poder contar el final de la película. Hay muchos spoilers que se empeñan en decir lo que va a pasar, pero el final está abierto. Hace seis años, eran legión los que pensaban que el PRI había llegado para gobernar un mínimo de 12 años. Los pronósticos son absurdos en una época VUCA, caracterizada por la volatilidad, la incertidumbre, la complejidad y la ambigüedad .

¿Doctor Jekyll o Mister Hyde? En el equipo del próximo Presidente hay una batalla entre radicales y moderados. En su cabeza, se alternan episodios de confrontación y reconciliación.

País de un solo hombre, decían del México de Santa Anna, en el siglo XIX. ¿País de un solo hombre, en el 2018? The Economist se aventura a decir que AMLO será el Presidente más poderoso de las últimas tres décadas. Tuvo 53% de los votos y tendrá mayoría en las dos cámaras, pero no tendrá un poder parecido al que tuvo Carlos Salinas, entre otras cosas porque México ha cambiado mucho y, además, López Obrador no tiene un equipo de técnicos comparable a los que tuvo Salinas, para imponer una línea de mando.

Más de 30 millones de votos en julio. El ganador deberá responder a las expectativas de una sociedad más demandante y mucho más impaciente. Es más fácil llegar al poder que conservarlo, advierte el intelectual venezolano Moisés Naim.

Amlove o Amscare. El nudo del conflicto está bien amarrado. No podemos anticipar el desenlace. No podemos adivinar qué pasará con los mercados ni con la economía. Es más, ni siquiera podemos saber qué pasará con Paco Ignacio Taibo II.
 

Temas

Lee También

Comentarios