Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 17 de Febrero 2019
Ideas |

Aguas con ese enemigo

Por: Pablo Latapí

Aguas con ese enemigo

Aguas con ese enemigo

Al líder de la Tercera Transformación lo mató su ingenuidad. La cara visible de la Revolución Mexicana, Francisco Madero, nunca midió la fuerza de sus oponentes (y de los que creía afines) y eso no sólo desvirtuó el movimiento revolucionario que él detonó , sino que le costó la vida cuando fue asesinado junto con Pino Suárez en febrero de 1913.

Ingenuamente creyó que su discurso era suficientemente convincente como para contar con el apoyo de los innumerables grupos que se levantaron en todo el país, y todavía al final creyó en Victoriano Huerta quien le prometió respetar su vida a cambio de su renuncia como Presidente de México.

Lo mataron.

El líder de la Cuarta Transformación, Andrés Manuel López Obrador, ha emprendido una cruzada que al principio parecía muy manejable en contra del robo de gasolina y su comercialización, un negocio que deja ganancias estratosféricamente millonarias para quienes han participado en él.

Poco a poco se ha ido conociendo que además de los huachicoleros (esos que pinchan por aquí y por allá los ductos petroleros para ordeñarlos) es mucho más importante el bien organizado robo, transporte y comercialización desde las mismas entrañas de Pemex, y donde estarían involucrados una buena parte de los empleados de refinerías y centros de distribución, y donde con total impunidad robaban el combustible con la simpleza de conectar largas mangueras que sacaban el combustible de las refinerías hasta lugares donde se embarcaban para su comercialización.

Con total impunidad, pero también con total tranquilidad.

Siendo así suena lógico que vendieran ese combustible a las propias gasolineras, también coludidas, que obtendrían un precio barato, para venderla al oficial que después de los gasolinazos del año pasado representaría ganancias impensables para todos ellos.

Atractivo por donde se le vea. Y obviamente, detrás de este robo, y del huachicoleo, y por las enormes ganancias que deja, debe haber bien organizadas mafias, con malandros de “esos que matan” (diría el abuelo), y con recursos financieros equivalentes a los del narco, capaces de mover las más férreas voluntades.

Esos son los enemigos que está enfrentando AMLO desde sus conferencias matutinas en la Ciudad de México.

Por el bien de todos, es importante que tenga claro el nivel y poder del enemigo que tiene enfrente.

Aquí no se valen la ingenuidad o la mera buena voluntad.

Esto es más serio; y si no, que vea lo que pasó al líder de la Tercera Transformación.

Temas

Lee También

Comentarios