Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 27 de Mayo 2018

Ideas

Ideas |

* Panorama tétrico

Por: Jaime García Elías

* Panorama tétrico

* Panorama tétrico

De sombrío, como es actualmente, el panorama para el Atlas podría tornarse tétrico en las próximas semanas…

El “colchón” que tienen los rojinegros con respecto al Veracruz es de ocho puntos. Por las carencias ostensibles de los dos equipos más seriamente amenazados por el descenso (que, según los proyectos de los dueños de la pelota, se respetaría al final de la presente campaña); porque el Torneo de Clausura está próximo a la recta final de la fase clasificatoria, y porque sería ilusorio esperar de uno u otro un repunte espectacular (decían los antiguos que “la naturaleza no da saltos”), es lógico suponer que ambos seguirán dando tumbos; que su cosecha de puntos en lo que resta del campeonato será magra… y que, en todo caso, del enfrentamiento directo que tendrán en la jornada 12 —en el puerto, por cierto— dependerá, en buena medida, el desenlace de la historia.

*

La agenda del Atlas incluye a Puebla (candidato a “equipo Cenicienta” del torneo), Veracruz, Santos Laguna (actual líder general), Tijuana, Querétaro, Guadalajara (con todo lo que el “Clásico” implica… para bien o para mal) y Pachuca como adversarios. La de los “Escualos”, a Morelia, Atlas, Tijuana, Guadalajara, León, Toluca y Cruz Azul; de ellos, hoy por hoy, sólo tres están en zona de calificación: Morelia, Tijuana y Toluca.

De las presiones que en el aspecto sicológico trae consigo la seguidilla de malos resultados que los rojinegros han hilvanado, son claros síntomas las actitudes que los aficionados han tomado a últimas fechas: la pedrea de los propios seguidores al autobús en que los jugadores salían del estadio tras la derrota por 2-1, del viernes en Morelia, y las manifestaciones, en vivo y por medio de las redes sociales, de repulsa a los dirigentes que prometieron armar un plantel con la deliberada intención de pelear el título: algo que contrasta de manera brutal con la realidad: un imposible.

*

Más allá de las buenas intenciones, es evidente que los dirigentes estuvieron equivocados —es más: escandalosamente equivocados— al armar el plantel. Que a la mayoría de sus supuestos refuerzos (Toselli, Morrison, Alexi, Soko, Henríquez…) la etiqueta les quedó grande, y que en la elección del que sería el jugador emblema del equipo para la campaña (Márquez, obviamente) pensaron más con el corazón —y, quizá, con el bolsillo— que con la cabeza.

Los resultados (abrumadores) están a la vista…

Temas

Lee También

Comentarios