Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 26 de Abril 2019
Ideas |

* Cufré

Por: Jaime García Elías

* Cufré

* Cufré

En lo que arranca la “seguidilla” de “Clásicos” entre Guadalajara y América -uno, mañana, en la fase de Semifinales de la Copa; otro, el sábado, en la undécima fecha de la ronda clasificatoria de la Liga-, la nota dominante del día fue la presentación de Leandro Cufré como nuevo timonel del Atlas.

*

Independientemente de que el cese de Ángel Guillermo Hoyos aumentó a siete la cifra de entrenadores defenestrados en lo que va del Torneo de Clausura -lo antecedieron Ayestarán, del Pachuca; Patiño, de “Pumas”; Meza, de Puebla; Puente, de Querétaro; Hernández, de Morelia, y Cristante, de Toluca-, el capítulo que se cerró tras la derrota del viernes ante Cruz Azul -la quinta consecutiva del equipo- tiene que interpretarse, sin atenuantes, como un rotundo fracaso más en la gestión de la actual directiva rojinegra.

La lista de entrenadores que han desfilado por el puente de mando del Atlas en la última década es, casi seguramente, la más larga de toda la Liga: desde Darío Franco hasta Hoyos, pasando por La Volpe, Ischia, Mata, Galindo, Romano, Chávez, Boy, Assad, Matosas, Costas, Cruz, Espinoza -tres de ellos con segundas y hasta terceras oportunidades en el cargo-, el gran total es de 14 técnicos.

Todos llegaron cargados de buenas intenciones. Todos contaron con el apoyo de los dirigentes. Todos recogieron la simpatía y los sueños de los aficionados, anhelantes de que el club reverdezca los laureles que se marchitan en sus vitrinas desde hace casi setenta años… Todos salieron de la institución con cajas destempladas.

*

Leandro Cufré llega al cargo, a comenzar a escribir su historia como director técnico, con un punto a su favor: la imagen que dejó en los dos años de militancia en el club -del Clausura 2012 al Clausura 2014, haciendo mancuerna con su paisano Facundo Erpen- como jugador esforzado y profesional comprometido.

Si al cerrar su ciclo como futbolista declaró que el Atlas se había convertido en el equipo de sus amores, la vida le ha dado la oportunidad, primero, de  rescatar las ruinas de la temporada en marcha, en el entendido de que buscar la clasificación a la “Liguilla” es ilusorio; y después, tratar de poner los cimientos para una campaña, la siguiente, si no gloriosa porque para ello se necesitarían varios milagros en sucesión, sí decorosa, al menos… lo que ya sería un consuelo para los devotos de la causa.

Temas

Comentarios