Miércoles, 19 de Febrero 2020
Ideas |

- Sentimientos encontrados

Por: Jaime García Elías

- Sentimientos encontrados

- Sentimientos encontrados

El tema de los migrantes provoca sentimientos encontrados: por una parte, compasión; por otra, impotencia. Se quisiera tener la posibilidad de solidarizarse con su situación…, pero se lamenta la incapacidad y la falta de recursos para hacerlo a plenitud. Es algo similar a lo que sucede con el espectáculo de los mendigos en la vía pública: duele verlos; se quisiera poder saciarles el hambre a todos… pero se deplora la imposibilidad de hacerlo -y, sobre todo, de hacerlo de manera radical y definitiva-, y termina por aceptarse que, como dijera alguna vez monseñor Ernesto Rivera Carrera, “Dar limosna a los mendigos sólo produce más mendicidad”.

-II-

Las notas periodísticas no dan cuenta de abusos o “salvajadas” por parte de la Guardia Nacional para impedir el ingreso de miles de centroamericanos que integraron una caravana con la intención de emigrar a los Estados Unidos; el uso de gas lacrimógeno para tal efecto, sin ser amable, es, en lo que cabe, un recurso eficaz e inocuo… aunque no esté en cabal consonancia con el discurso de un Gobierno que se jacta de no ser represor.

El calificativo de “salvajadas”, aplicado de manera genérica a los métodos utilizados por la referida Guardia Nacional, corresponde al diputado Porfirio Muñoz Ledo. Su declaración, además, alude al Artículo 11 de la Constitución, que a la letra establece que “Todo hombre tiene derecho para entrar en la República, salir de ella, viajar por su territorio y mudar su residencia, sin necesidad de carta de seguridad, pasaporte, salvoconducto u otros requisitos semejantes”, etc. El mismo precepto, empero, señala que “El ejercicio de este derecho estará subordinado a las facultades (…) de la autoridad administrativa por las limitaciones que impongan las leyes sobre emigración, inmigración”, etc.

-III-

No se trata, pues, de una libertad irrestricta. Si así fuera, varios países centroamericanos estarían despoblados, y los Estados Unidos habrían sido invadidos no por los miles de migrantes que integran caravanas como la que ahora mismo pretende cruzar el Suchiate, sino por los millones de personas que ven en el “Sueño Americano” -hoy inaccesible por las restricciones que el gobierno de los Estados Unidos, en ejercicio pleno de su soberanía, ha decidido establecer- el único recurso para salir de la pobreza y ofrecer a sus hijos la perspectiva de una vida mejor.

(Por cierto: en el párrafo anterior, donde dice “varios países centroamericanos”, debería decir: “varios países centroamericanos… ¡y algunos estados de la República Mexicana!...”).

Temas

Lee También