Lunes, 29 de Noviembre 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

- Jalar la cobija

Por: Jaime García Elías

- Jalar la cobija

- Jalar la cobija

John Foster Dulles, secretario de Estado del presidente Dwight D. Eisenhower, acuñó, a mediados del siglo pasado, una frase lapidaria: “Estados Unidos no tiene amigos; solo tiene intereses”.

Convendría tener en cuenta esa aseveración a la vista del membrete, para efectos mediáticos, que se ha colocado al encuentro que sostuvieron ayer en Washington los presidentes de México y Estados Unidos y el primer ministro de Canadá: “Los Tres Amigos” (con [o sin] la venia de Walt Disney, como si Joseph Biden, Justin Trudeau y Andrés Manuel López Obrador fueran sendas reencarnaciones del Pato Donald, Pepe Carioca y Pancho Pistolas).

-II-

En rigor, hay que dar al encuentro de los tres distinguidos caballeros un carácter simbólico. Hay que entender que la entrevista quiere formalizar los acuerdos de los tres países, plasmados en la versión recientemente actualizada del Tratado de Libre Comercio (ahora T-MEC) tripartita. Suponer, pretender o esperar, en cambio, que cualquiera de los participantes intentaría jalar la cobija -para decirlo en mexicano- a conveniencia de su país o en beneficio de sus gobernados, con la complacencia de los otros dos, es ilusorio.

De hecho, la prensa internacional -y la estadounidense en particular- ha puesto el acento en las presiones previas de las dos facciones del congreso norteamericano (republicanos y demócratas) al presidente Biden, para que de alguna manera deje constancia de que los Estados Unidos recelan de la reforma energética que su homólogo López Obrador ha convertido en una de sus banderas.

Biden y López Obrador tienen posiciones antagónicas en esa materia. Mientras el primero ha hecho de la lucha contra el calentamiento global una de sus causas (el lunes presentó un programa de infraestructura, con apoyo bipartidista, por más de un millón de millones de dólares, para reducir las emisiones contaminantes), el segundo, en los hechos, al hacer de la construcción de la refinería de Dos Bocas una obra insignia de su Gobierno, pronunciarse por la “modernización” (?) de seis refinerías mexicanas y comprar una más en Texas, se ha decantado por una opción -la del petróleo- que el mundo entero tiende a abandonar por perniciosa e insostenible.

-III-

Es posible que el encuentro de “Los Tres Amigos” fortalezca, en efecto, “la amistad entre las tres naciones y sus pueblos”, y facilite sus relaciones comerciales...

Falta ver si la consigna de “promover altos niveles de protección ambiental y desarrollo sostenible”, como plantea el T-MEC, no es el rubro “donde -diría el paisano- la puerca tuerce el rabo”.

jagelias@gmail.com

Temas

Lee También