Lunes, 29 de Noviembre 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

- Gancho al hígado

Por: Jaime García Elías

- Gancho al hígado

- Gancho al hígado

Pues sí: de su discurso de ayer en la sede de la ONU se desprende que el Presidente López Obrador desea fervientemente llevar a todo el mundo las bondades de su nunca bien ponderada “Cuarta Transformación”...

-II-

De la parte anecdótica de su “histórica” visita, sobresale la presencia de unos 500 simpatizantes que le dedicaron palmas, y de otro grupo, menos numeroso, que le dedicó pitos.

De lo medular, es probable que tanto los medios que le son afines como él mismo, en alguna(s) de sus próximas peroratas cotidianas, destaquen su propuesta -próxima a formalizarse- de crear el “Plan Mundial de Fraternidad y Bienestar”...

Es buena la intención de crear un fondo de un billón de dólares, mediante las contribuciones “voluntarias” de las mil personas y las mil corporaciones más ricas del mundo, más el 0.2% del PIB de los 20 países más desarrollados, en beneficio de “aquellos que sobreviven con menos de dos dólares diarios”... aunque parece orientarse más a regalar pescados a los pobres, que a enseñarlos a pescar.

No deja de sorprender, por otra parte, que predique contra la corrupción un gobernante que de ese afán ha hecho su bandera... aunque no haya puesto en la cárcel a ningún corrupto notorio, ni haya desarticulado redes relacionados con, ni recuperado activos derivados de esa horrenda y abominable práctica.

Tampoco deja de sorprender que se ostente como adalid de la fraternidad (por definición, “unión y buena correspondencia entre las personas”) un rijoso que todos los días expresa la burla, demuestra la antipatía y manifiesta el rencor hacia “sus adversarios” y alienta la polarización entre sus compatriotas. Ni deja de sorprender que se pronuncie por el bienestar (“comodidad, abundancia, riqueza”, según el diccionario) un gobernante que, en parte por los pecados de “los neoliberales” que lo antecedieron, ciertamente, pero también por sus propias incapacidades y omisiones, ha visto -o dejado- crecer, considerablemente, entre sus propios gobernados, el número de pobres, desempleados, subempleados, emigrantes y delincuentes.

-III-

El reproche más rotundo de López Obrador debió hacer el efecto de un gancho al hígado y probablemente quite el sueño a los dirigentes de la ONU: “Nunca en la historia de esta organización se ha hecho algo realmente sustancial en beneficio de los pobres”.

“No como en México -dirán algunos-, donde el actual Gobierno ha aumentado significativamente el número de los que por ser pobres o por tener hambre y sed de justicia, serán bienaventurados... en el Reino de los Cielos”.
 

Temas

Lee También