Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 12 de Diciembre 2019
Ideas |

- “A patín...”

Por: Jaime García Elías

- “A patín...”

- “A patín...”

Lo de desplazarse de un lugar a otro “a patín”, ya es literal…

En algunas colonias de Zapopan, para empezar, iniciaron las “pruebas piloto” de un sistema de locomoción alternativo, “sustentable” -supuestamente- y, por supuesto, no contaminante. Falta que sea, además, eficiente… Y, sobre todo, seguro.

-II-

Cuatro empresas apostaron por ofrecer a los usuarios -potencialmente la mitad de la población-, como alternativa de transporte, lo que no había pasado de ser un juguete: el “patín del diablo”. Modernamente rebautizado como “scooter”, eléctrico además -no “de tracción animal”, como el tradicional, que seguramente volverá a estar, por accesible en su precio y divertido para los niños, entre los regalos predilectos del Niño Dios, Santa Claus y los Reyes Magos en las próximas fiestas-, mil unidades del simpático artefacto se someterán, durante tres meses, en media docena de colonias, a una “prueba piloto”, de cuyos resultados dependerá no sólo la continuidad del programa, sino su extensión a otras colonias del mismo municipio y probablemente de otros de la Zona Metropolitana de Guadalajara.

Como todas las innovaciones que en materia de transporte se implementan -las bicicletas, por ejemplo, a favor de las cuales varias administraciones han apostado mediante las “ciclovías”, varias de las cuales acusan deterioro o abandono, lo que sugiere falta de la planificación y/o el mantenimiento deseables-, los usuarios de “scooters”, en teoría, deben someterse a reglas: algunas, para su propia seguridad; otras, para los viandantes; de las primeras, el uso obligatorio de casco, la prohibición expresa de transportar a otras personas u objetos que no puedan llevarse en una mochila colgada en la espalda; de las segundas, el respeto de los límites de velocidad, de las banquetas o franjas que se les asignen -en ningún caso el arroyo de la calle, se supone-, de los peatones con quienes deban compartirlas y de las señales de tráfico para cruzar la calle, etcétera.

-III-

Antes de echar a vuelo las campanas, convendrá reparar en que las intentonas que ya se realizaron a favor de esta modalidad en algunos países europeos -España, verbigracia-, fueron desechados por las lesiones e incluso accidentes mortales que ocasionaron o sufrieron algunos usuarios de los “scooters”.
De la claridad y pertinencia de las reglas para su uso, pues; del civismo y disciplina de los usuarios y de la vigilancia de la autoridad -ausente y omisa para tantas cosas, por desgracia…- dependerá el éxito de la aventura.

Temas

Lee También