Lunes, 12 de Abril 2021
Estilo |

El toque celestial de los Altos de Jalisco

Muy cerca de Guadalajara se encuentran ciudades llenas de magia, sabor, tradición e incontables bellezas sacras

Por: Francisco González

EL INFORMADOR• F. González

EL INFORMADOR• F. González

Parroquia de San José Obrero. Una bella estampa de Arandas. EL INFORMADOR• F. González

Parroquia de San José Obrero. Una bella estampa de Arandas. EL INFORMADOR• F. González

Aspecto. El interior de los templos en Tepatitlán, repletos de bello arte sacro. EL INFORMADOR• F. González

Aspecto. El interior de los templos en Tepatitlán, repletos de bello arte sacro. EL INFORMADOR• F. González

Templo del Calvario. Joya religiosa en Lagos de Moreno. EL INFORMADOR• F. González

Templo del Calvario. Joya religiosa en Lagos de Moreno. EL INFORMADOR• F. González

San Juan de los Lagos. Su Catedral Basílica es un punto de encuentro que debes descubrir. EL INFORMADOR• F. González

San Juan de los Lagos. Su Catedral Basílica es un punto de encuentro que debes descubrir. EL INFORMADOR• F. González

Buen comer en Tepatitlán. Restaurantes como Los Jáuregui (José Espinoza 32, zona Centro), son famosos por su buena cocina y generosas porciones. EL INFORMADOR• F. González

Buen comer en Tepatitlán. Restaurantes como Los Jáuregui (José Espinoza 32, zona Centro), son famosos por su buena cocina y generosas porciones. EL INFORMADOR• F. González

Viajar es tanto anhelo de lo que viene como recuerdo de lo que pasó. Siempre está allí el deseo del próximo destino, la siguiente aventura guardada en la maleta lista para ser abierta. Pero en el corazón también permanece como un rescoldo aquellas memorias de horizontes recorridos y amaneceres conquistados.

Esta combinación de futuro y pasado, de tradición y esperanza es lo que me invade al momento de escribir sobre los Altos de Jalisco, una región de historia y de promesas. De cultura y adrenalina. De sabores y colores intensos. Donde se siembran promesas y se cosechan acciones.

Con la emergencia sanitaria los primeros destinos en recuperarse serán los que nos queden más cerca de la ciudad, esto es, en aquellos que ofrecen la posibilidad de planear estadías breves o incluso traslados de ida y vuelta ¿Qué te parece si miramos entonces a esta zona de nuestra geografía? Podremos descubrir mucho de ella admirando su arquitectura monumental.

San Juan de los Lagos

Destino religioso por excelencia, su principal imán turístico es la visita a la Virgen de San Juan de los Lagos, cuya devoción se considera nacional, aunque su magnetismo es particularmente fuerte a nivel regional (Jalisco, Guanajuato y Aguascalientes).

Visitar su Catedral Basílica ya es motivo suficiente para asombrarse, gracias a su rico trabajo en cantera y las postales que ofrece a toda hora, con devotos que llegan a pedir un milagro o pagar una manda.

Por la noche, al exterior del atrio, es buen momento para relajarse con un rico postre o café, mientras se observa en silencio el barullo que domina el primer cuadro de esta ciudad. En las calles adyacentes al santuario de la Virgen es posible adquirir un recuerdito o souvenir. También son populares los tejidos, colchas y artesanías diversas. Al ser un punto de encuentro para miles de peregrinos al año, cuenta con una robusta industria hotelera, con precios para todos los bolsillos.

Tepatitlán

Su primer cuadro destaca tanto por su oferta cultural como gastronómica. Visitar Tepa es llegar a su Mercado Centenario (en el Centro), a disfrutar de unas gorditas, unos sabrosos tacos o un delicioso chocomilk. Su máximo punto de referencia es la Parroquia de San Francisco, hermosa construcción que al atardecer desprende un bello tono color arena de sus torres (la ciudad es devota a la Virgen María y al Señor de la Misericordia).

Su oferta de hospedaje es variada, aunque en años recientes ha llamado la atención el Grand Hotel (calle Pedro Medina 59), de tipo boutique, con habitaciones cuya decoración es única y una encantadora terraza para disfrutar del café de la tarde.

En abril se suele celebrar en este destino una de las ferias regionales más destacadas de nuestro Estado, la de Tepabril. Sin embargo, debido a las condiciones sanitarias, la de 2021 quedó cancelada de forma oficial, privando a sus habitantes y visitantes de juegos mecánicos, fiestas y noches de palenque.

Lagos de Moreno

Centro industrial del Bajío, ciudad en constante crecimiento y para amarrar, Pueblo Mágico. Lagos de Moreno es un destino perfecto para llegar o visitar si vas en camino a León, por ejemplo. Sobran ejemplos del buen comer en la ciudad, con restaurantes que apuestan por antojitos mexicanos, cortes y claro, el buen sabor de un tequila. Un imperdible es el Templo del Calvario, al que para llegar desde el Centro hay que hacerlo en un camino que sube y sube, lo que le otorga un sentido tan metafórico como real a su nombre.

Desde el Calvario obtendrás una vista espléndida de Lagos (con la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción dominando el horizonte) pero si vas en fin de semana podrás comprar un delicioso rompope de las clarisas capuchinas. También hay galletitas y un flan que está para chuparse los dedos. En meses recientes se ha impulsado en esta ciudad el turismo de bodas. Lagos de Moreno cuenta con haciendas dónde realizar este tipo de enlaces, en un ambiente que lo mismo es “chic” que tradicional.

La vida cultural tiene su punto de reunión en el Teatro Rosas Moreno, donde se presentan obras de gran formato, estudiantiles e incluso conciertos. Está en el Centro de la ciudad y nombrado así en honor al ilustre poeta José Rosas Moreno, oriundo de esta bella ciudad.

Arandas

La Perla Carmesí es famosa en todo México por la incontable cantidad de taquerías que llevan su nombre. Pero Arandas es mucho más que sus manjares. A lo lejos destaca la monumental parroquia de San José Obrero, magnífico edificio de estilo neogótico mexicano la hace destacar entre otros templos de la región, con su exterior en tonalidad colorada y espectacular portada. En su plaza exterior también hay otro objeto de enormes dimensiones, una campana llamada “La reina del Silencio”, cuyo tamaño la convierte en una atracción turística y es, según los arandenses, una de las más grandes del mundo.

Caminando por el Centro encontraremos una zona comercial y de restaurantes bien surtida (en algunos de ellos, por las tardes, es común escuchar música banda y mariachi), aunque también destaca la oferta de tequila regional. Arandas y sus alrededores cuenta con diversas fábricas tequileras, cuya calidad en muchos casos ha roto fronteras.

No es extraño que al entrar a este tipo de establecimiento te ofrezcan una degustación y te guíen para encontrar el tequila de tu preferencia. Es posible encontrar marcas que no se venden en Guadalajara o son de calidad premium, y por supuesto, aquellas que “son de casa” y para el consumo de os lugareños. En todos los casos, siempre resultan una delicia.

EL DATO

¿Qué otras ciudades conocer?

Además de las urbes ya mencionadas, algunas ciudades alteñas de enorme tradición son Yahualica (famosa por su chile y salsas picantes), San Miguel el Alto (con su bello Centro histórico con trabajo de cantera), Jalostotitlán (tierra de tradiciones sacras y con un famoso carnaval) y Mexticacán, con su escultura dedicada a la paleta y producción de dulces.

JL

Suplemento Pasaporte

Temas

Lee También