Jueves, 09 de Diciembre 2021
Estilo | Duelos y pérdidas

El poder de la escritura durante un duelo

¿Sabías que la escritura también puede ayudarte a sanar heridas en una pérdida gestacional?

Por: Aracely Aguilera

Las pérdidas provocan vacíos inevitables / Photo by Sage Friedman on Unsplash

Las pérdidas provocan vacíos inevitables / Photo by Sage Friedman on Unsplash

Una pérdida gestacional, sin importar el motivo por el que se produzca, genera un dolor y un vacío inevitable, personal y multidimensional (biológico, psicológico, espiritual y familiar) como consecuencia de haber perdido lo que es sumamente valioso para cada persona.

Escribir puede desahogar tus emociones / Foto: Cortesía Instituto IRMA 

 
El Instituto IRMA, una organización dedicada al acompañamiento terapéutico y la atención psicológica especializada en pérdidas gestacionales, comparte algunos procesos específicamente relacionados con la escritura que pueden ayudar tanto a quienes están atravesando por el duelo de una pérdida, como para aquellas personas que acompañan a sus seres queridos en este proceso.
 
El duelo es un proceso personal de adaptación a una nueva realidad y que no tiene un lapso específico de sanación o conclusión, pues en él entran en juego infinidad de emociones y sentimientos que no son sencillos de comprender ni de asumir.
 
Es aquí donde puede entrar en escena la escritura, pues el acto de escribir suma y fortalece a otros recursos que ayudan a las personas a desahogarse, acompañarse a sí mismas desde una visión un tanto más objetiva y a registrar todo lo que se va presentando, sintiendo y experimentando.

Busca un espacio para escribir sobre lo que sientes / Foto: Cortesía Instituto IRMA 

 
El poder de la escritura
Plasmar en palabras escritas todo lo que se vive durante el duelo ayuda, entre muchas otras cosas, a evaluar lo vivido, lo que se va aprendiendo, lo que se siente y lo que impacta positiva y negativamente a la persona.
 
Asimismo, escribir es sumamente efectivo para identificar días buenos y malos, y, así, desarrollar mecanismos y recursos para prevenir estos últimos. También es útil para ayudar a lograr la auto aceptación, estructurar pensamientos y sentimientos, escucharse a uno mismo, expresar emociones, así como honrar al ser querido, hacerlo presente cuando haga falta y fortalecer el vínculo con el mismo.

Photo by Neven on Unsplash

¿Y… qué escribir?
●  Clasifica e identifica tus pérdidas: existen pérdidas primarias y secundarias. La primaria es la pérdida de un embarazo que no pudo continuar, la pérdida de un ser querido, un divorcio o el desempleo y la pérdida secundaria es aquello que pierdes cuando pierdes; es decir, la ilusión de una nueva vida al vivir una pérdida gestacional, con quién vas a desayunar ahora que perdiste un ser querido, quién te va escuchar, quién dormirá contigo, etc.
●  Cartas: este formato es muy útil para hablarle a tu ser querido, contarle cómo han sido tus días, cómo te has sentido y cómo lo has vivido.
●  Anecdotario: gracias a este formato, la persona puede tener un compilado de historias con vivencias propias y de las personas cercanas en torno al proceso de duelo que se vivió.
●  Biografía: la mejor forma de perpetuar el recuerdo de aquellos a quienes hemos perdido es escribiendo sobre su vida, su origen, lo que significó y quién fue para nosotros.
●  Carpeta de pérdidas: si además de una pérdida gestacional has perdido a otro ser querido o tu esposo o esposa se han quedado sin trabajo, ahí puedes separar cada una de tus pérdidas para brindar tu escritura a tus duelos y acercarte contigo y tus sentimientos.

 
AA

Temas

Lee También